La Justicia confirmó este domingo que el cura Juan Diego Escobar Gaviria seguirá en prisión.

El Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú confirmó este domingo 23 de abril la resolución que adoptó el viernes 21 el juez Gustavo Acosta, titular del Juzgado de Garantías de Nogoyá, que le dictó prisión preventiva de 20 días y lo envió a la Unidad Penal N° 5 de Victoria.

Allá, el cura –que fue párroco de San Lucas Evangelista de Lucas Gonzalez entre 2005 y finales de octubre de 2016– fue alojado en uno de los cinco pabellones del penal, al que van a parar los reos con prontuarios por delitos contra la integridad sexual.

De la audiencia que se realizó entre las 18 y las 20,30 participó el fiscal coordinador de Gualeguay, Dardo Tórtul, el fiscal del caso Escobar Gaviria, Federico Uriburu, el querellante Mariano Navarro, y los defensores Juan Pablo Temón y Milton Urrutia.

El resultado fue un notorio revés para el cura, que apostó a revocar la medida dictada el viernes por la Justicia de Nogoyá.

Escobar Gaviria tiene cuatro denuncias por abusos de menores: tres por promoción a la corrupción agrabada y una por abuso sexual, y ha sido apartado de todas sus funciones por orden de la Iglesia Católica, y además tiene prohibido oficiar misas en público.

Al cabo de una audiencia que se desarrolló este domingo entre las 18 y cerca de las 20,30, el juez Arturo Exequiel Dumón, titular del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú, decidió confirmar la resolución adoptada el viernes por el juez Acosta. Y de ese modo rechazó la apelación planteada por los defensores del cura, Juan Pablo Temón y Milton Urrutia.

El pedido de prisión del sacerdote fue planteado por el abogado querellante, Mariano Navarro, apoyado en lo que consideró como “hostigamientos” por parte del cura hacia las víctimas y también por la insidiosa presencia de Escobar Gaviria cerca de los testigos de la causa judicial. Navarro en realidad había pedido una preventiva de 60 días, petición a la que se sumó el fiscal Federico Uriburu, quien además solicitó que se le aplicara la incomunicación en el penal.

Pero el juez de Garantías de Nogoyá sólo accedió a dictarle la prisión por 20 días, y mantenerlo comunicado.

De acuerdo a lo que hizo notar el querellante Mariano Navarro, la resolución del juez Dumón deja abierta la posibilidad de extender la prisión preventiva más allá de los 20 días de mantenerse las situaciones de riesgo procesal.

“La Justicia confirma que existe riesgo procesal y que Esobar Gaviria debe seguir en prisión. Y esto es así por los mensajes de texto que mandaba a las víctimas, y por las amenazas a uno de los denuncias, lo que motivó una denuncia penal. Además, el juez pidió que expresamente se comunique al penal que se impida a Escobar Gaviria mantener en la celda mecanismos de comunicación, como celular o computadora”, indició Navarro.
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.