Personal municipal está realizando trabajos de estabilización de las barrancas ubicadas en el Complejo Toma Vieja. El titular del Centro de Integración de Servicios Ciudadanos, Roberto Sabbioni, se acercó a supervisar las tareas que se estaban cumpliendo pese a la lluvia y contó detalles del mantenimiento que se está efectuando. “Se está realizando un trabajo de estabilización de la barranca, tarea encomendada por el ingeniero Eduardo Barbagelata. Se está focalizando en la sector que todos conocen como de la chimenea, que es parte de los edificios de la vieja toma de agua de la ciudad. Ante el peligro del deslizamiento de la barranca, estamos previniendo para que eso no se torne más grave. Consideramos que es necesario hacer este apuntalamiento ya que es un emblema de la ciudad y que se conserve como hasta ahora”.
Junto al ingeniero Barbagelata se estuvo analizando de qué manera sostener los deslizamientos: “Este es un relleno previo a lo que hay que hacer con desagües y drenajes en el lugar; lamentablemente el mal tiempo empeora la situación, pero no impide que dispongamos de cuadrillas para trabajar en el sector afectado y que continuarán hasta que esto esté totalmente terminado”.
El funcionario hizo saber que en los últimos días se vio el deterioro en la zona y el titular de la Secretaría de Proyectos Estratégicos, Eduardo Barbagelata se abocó a programar estos trabajos y cómo hacerlos. Está trabajando personal de la Dirección de Conservación Vial y otras direcciones. “Ahora están trayendo broza, para ir apelmazando el relleno que se está haciendo sobre la barranca y después se encarará la realización de los drenajes para en menos de un mes estar concluyendo estos trabajos”.
Sabbioni explicó que en toda estabilización de barranca -como se ha realizado en el Parque Urquiza- “se extrae la tierra que desliza o la arcilla que no compacta y se va cubriendo con broza de manera tal que impida el desmoronamiento. Mucho tiene que ver también en la forma que se hace. pero es necesario el drenaje como solución definitiva, ya que estos años atrás hubo un desmanejo en cuanto a que por estas barrancas volcaba las aguas de las mismas piletas natatorias. Hay que tener cuidado con eso porque con el paso del tiempo, el deterioro hace mella en esto”.
Finalmente Sabbioni adelantó que está proyectado para más adelante algo más ambicioso que “es volver a armar la Costanera de la Toma, donde luego la gente con vehículos pueda transitarla y disfrutar de la costa, del río y de la pesca”.