La segunda reunión entre los sindicatos del Estado, la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), en la mesa paritaria salarial en la Secretaría de Trabajo concluyó como se esperaba: con decepción de los gremios ante la oferta que presentó el Poder Ejecutivo: un 15% de aumento en dos tramos, 10% en marzo y 5% en mayo.

ATE rechazó la propuesta salarial realizada por los representantes del Gobierno e instó a las autoridades a que se mejore el ofrecimiento. La propuesta presentada este jueves supone elevar el mínimo garantizado de bolsillo, de $17 mil a $18.700, en marzo, y a $19.550, en mayo. Luego que se conozca la inflación del mes de mayo,  se retomaría la discusión salarial para fijar pautas para lo que resta del año sumado a los puntos pendientes de la inflación 2018.

Además, se puso fecha para el 20 de marzo, como inicio de funcionamiento institucional del equipo de trabajo que abordará de manera conjunta la situación de los contratados de obra y la modalidad para su pase a contratos de servicio.

En relación a la concreción de las recategorizaciones y sus respetivos pagos, se informo sobre los diferentes Ministerios y su situación, que viene muy retrasado en sus funciones según lo acordado, por lo que se insistió en su pronta resolución.

El próximo encuentro será el 12 de marzo, a las 10, en la sede de la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

 

La oferta es una calco de lo que ya planteó el Gobierno a los sindicatos docentes. En la última convocatoria, e l19 de febrero, la propuesta había sido una recomposición del 15%, en tres tramos: 5% en marzo, 5% en abril y 5% en mayo. “La oferta salarial que reitera el Gobierno es totalmente insuficiente”, analizó Oscar Muntes, titular de ATE. De todos modos, aseguró, “quiero ser respetuoso de lo que decida el plenario. Sin dudas habrá un rechazo y pediremos que la propuesta sea mejorada. Es una propuesta insuficiente que no está ni cerca de lo que hemos planteado”.

El dirigente señaló que es clave resolver la recuperación de la “pérdida” de 2018. “Hasta que no tengamos respuesta sobre la pérdida del poder adquisitivo de 2018, no vamos a aceptar ninguna oferta”, aseguró.

El mínimo garantizado hoy en el Estado está en $17 mil mientras que el costo de la canasta básica total, que mide la línea de pobreza, supera los $26 mil. “Estamos $9 mil abajo”, analizó.

En ese escenario, Muntes contó que se viene analizando desde ATE realizar medidas en conjunto con la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), con vista a reeditar la movilización multisetorial que ocurrió el 24 de septiembre último.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.