El gobernador Gustavo Bordet, junto al ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, entregó este jueves aportes a 131 productores entrerrianos y a seis organizaciones de la agricultura familiar por más de 28 millones de pesos.

Bordet destacó el apoyo brindado al sector productivo entrerriano a través de acciones articuladas con la Nación y los municipios, y mediante la tarea conjunta con el sector privado y las instituciones de la sociedad civil. Lo hizo en el marco de la entrega de aportes por más de 28 millones de pesos a productores a pequeña escala de las diferentes cadenas de valor y de la agricultura familiar, en el marco de los programas nacionales Prodaf ( Programa de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar) y Proderi (Programa de Desarrollo Rural Incluyente ). Del total, 13,7 millones de pesos fueron destinados a 81 productores citrícolas, 11,2 millones a 50 productores de la cadena láctea y 3,1 millones a seis organizaciones de la agricultura familiar.

El acto tuvo lugar en el Centro Cultural La Vieja Usina, de Paraná, y contó con la presencia del ministro de Agroindustria de la Nación, el entrerriano Luis Miguel Etchevehere, ministros, funcionarios y legisladores provinciales y nacionales, además de un grueso número de productores.

“Poder llegar con esta asistencia que representa 28 millones de pesos a productores de diferentes cadenas de valor de la provincia, marca el esfuerzo compartido que venimos desarrollando entre el gobierno nacional y el provincial para encarar planes y proyectos que tienen destinatarios que realmente requieren de esta asistencia para mejorar sus condiciones, su capital de trabajo y poder avanzar en todo lo que significa el desarrollo productivo, la sustentabilidad de las economías familiares y poder generar mayores niveles de empleo”, dijo el gobernador Bordet al hacer uso de la palabra en el acto.

Sostuvo que estas cuestiones “tienen un impacto muy fuerte en la economía grande de nuestra provincia” y que “son estas cuestiones las que tienen que servir para unir criterios porque esto está por encima de cualquier posicionamiento político. Esto tiene que ver con políticas públicas de gobierno. Y en esto tenemos que estar todos de acuerdo porque significa la posibilidad de proyectar y avanzar hacia metas que son comunes”.

Por su parte, el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, dijo que la entrega de aporte tiene que ver con “estar haciendo cosas concretas, independientemente del diagnóstico y del análisis. De eso se trata esto, de tratar de dar un apoyo de 25 millones por un lado y tres por el otro a inversiones que ya los productores venían haciendo. O sea que el camino lo está marcando la producción y uno de los mayores capitales que tiene Argentina son sus recursos humanos, el mayor talento que hay es el espíritu emprendedor que tienen nuestros productores”, dijo el ministro nacional.

Luego aseguró: “Nosotros vamos apuntalando el camino que nos marcan los productores, apuntalamos el camino que nos vienen marcando porque son los que saben cómo hacer las cosas. Nosotros como Estado tenemos que darle por lo menos las mismas condiciones que tengan otros competidores del mundo para que puedan expresar su potencial que es hacer lo que mejor hacen que es invertir, arriesgar y producir. De esa manera entran divisas, esas divisas generan empleo formal en los lugares donde se produce y el empleo formal se traduce en arraigo, que es básico”.

La aparición en Paraná -su ciudad- del ministro Etchevehere se da en medio de una fuerte polémica que no cesa: el otorgamiento de la Sociedad Rural Argentina (SRA) de un bono de $500.000 al ahora ministro como parte de su desvinculación de la entidad, tras su asunción en el gabinete de Mauricio Macri, en noviembre pasado.

El funcionario explicó que había sido presidente de la Rural durante cinco años, con un sueldo rentado; y que al ser designado ministro, la comisión directiva de la entidad le propuso “cerrar la relación laboral haciendo una liquidación de haberes”. Todo el procedimiento fue “formal y transparente”, dijo Etchevehere al justificar la asignación de $500 mil tras su salida de la Rural.

Respecto a los cuestionamientos que se hicieron incluso dentro de la Sociedad Rural, por parte de representantes del poderoso Distrito 2 (que enviaron una carta criticando esa decisión y pidiendo que devuelva el dinero), Etchevehere destacó que el pago estaba vinculado con su actividad “anterior”, que era “perfectamente conocida”. Y añadió que para asumir como ministro renunció a ser socio y presidente de la Sociedad Rural, “para poder tener toda la independencia para poder llevar adelante la política del gobierno nacional”.

Uun grupo de socios de la Rural, envió una nota al nuevo presidente de la entidad, Daniel Pelegrina, expresando el “profundo desagrado con respecto al pago de $500.000, otorgados por esta institución a quien fuera Presidente de la misma y es hoy ministro de Agroindustria de la Nación, quien ya había renunciado a su cargo y a su condición de socio. Pensamos que este pago -bono, bonificación- va en contra del espíritu de la SRA, es un pésimo ejemplo, un pésimo antecedente, que no sólo afecta el buen nombre y honor de la Sociedad Rural Argentina, sino que afecta al sector Campo. La persona de campo es austera, y esta conducta es profundamente contraria a la filosofía que caracteriza al productor. En consecuencia, solicitamos que la suma pagada al señor Etchevehere le sea devuelva a la SRA a la brevedad”, dijo un grupo de socios del Distrito 2 de la Rural.

 

En medio, la Oficina Anticorrupción envió una nueva nota para determinar si existe alguna irregularidad.