En la sesión del próximo lunes del Concejo Deliberante de Paraná ingresará con dictamen favorable de las comisiones de Legislación y de Hacienda y Presupuesto una iniciativa que la categoría de personal transitorio en el ámbito del cuerpo deliberativo.

La iniciativa, impulsada por los ediles Carlos González, Emanuel Gainza, Karina Llanes, María Marta Zuiani y Claudia Acevedo (Cambiemos); Luis Díaz y Silvina Fadel (Una – Frente Renovador), propone aumentar las designaciones del personal político que asiste a cada edil, derogando la ordenanza Nº 7071/88, sobre integración de los bloques políticos, que establece el número de secretarios, asesores y auxiliares que asistirán a los legisladores.

De aprobarse el proyecto referido, que implica además un aumento del personal transitorio ya asignado con el que ya cuenta cada concejal, el nuevo costo en asesores políticos de los concejales importaría un gasto de 150 mil pesos mensuales por concejal, según informó la presidencia del cuerpo, que encabeza Josefina Etienot.

El gasto por tal concepto al año se elevaría a la suma de 27 millones de pesos, tomando como referencia el número de concejales que integran el cuerpo (15).

“En la práctica, el proyecto crea una nueva categoría de agentes (personal transitorio), aumentando la cantidad de los mismos y las categorías, creando un nuevo escalafón, distinto del escalafón profesional y político, con la consiguiente incidencia en el Presupuesto del Concejo asignado para el corriente ejercicio fiscal, dado que traería aparejado el consiguiente incremento en el número del personal asignado”, dicen desde el propio cuerpo deliberativo.

Respecto a los artículos 4º y 12° del proyecto elevado para su tratamiento, algunas opiniones han puesto en duda la validez constitucional de los mismos, que exceptúan del beneficio de la “estabilidad” a los agentes en cuestión, quienes al concluir el presente período legislativo (diciembre 2019), estarían habilitados, vía judicial, a reclamar su incorporación a la Planta Permanente del Concejo Deliberante.

La iniciativa prevé que cada bloque político contará con un secretario y un auxiliar, que percibirán una remuneración equivalente al 80 y 50 por ciento, respectivamente, de las remuneraciones que por todo concepto percibe un/a concejal y gozarán de los beneficios acordados a los empleados municipales, a excepción de la estabilidad.

Los/as secretarios/as y auxiliares de bloque, serán beneficiarios del Régimen de Reintegro de Gastos de la Función, establecido en la ordenanza 6861.

Cada concejal contará con un auxiliar, que percibirá una remuneración equivalente al 50 por ciento del haber que por todo concepto percibe un edil; dos empleados/as con remuneración equivalente a la categoría 33 de la administración municipal y dos empleados contratados con remuneración equivalente a la categoría 34.

Sin perjuicio de lo establecido, cada concejal podrá optar por contar con 1 auxiliar, que percibirá una remuneración equivalente al 50 por ciento del haber que por todo concepto percibe el legislador; dos empleados/as contratados con remuneración equivalente a la categoría 34, conforme las categorías previstas para el personal municipal, y dos asesores que presten sus servicios de manera independiente.

Además el Personal Transitorio tendrá derecho a la retribución mensual de sus servicios, sueldo anual complementario, asignaciones familiares, obra social, jubilación, ART, régimen de licencias municipal.

El mismo tendrá derecho a conservar el empleo mientras exista el Bloque y hasta tanto se produzca alguna de las siguientes circunstancias: renuncia, fallecimiento, incapacidad absoluta o permanente, cesantía o exoneración, cancelación de la designación o baja a solicitud del/la concejal que propuso su designación y terminación del mandato del/la concejal designante.