Fotograma a fotograma o también paso a paso. Así, de esa manera, el premiado creador y director en animación, Juan Pablo Zaramella, enseñará este sábado, en Nogoyá, las técnicas del Stop Motion.

El taller que se dictará en la Biblioteca Popular de Nogoyá (Caseros 967), es organizado por Eleonora Sosa Hansson, a través de su productora Eleohansson, y cuenta con el aval del área de la Coordinación de Cultura de Nogoyá, el Instituto Audiovisual de Entre Ríos y la Secretaría de Turismo y Cultura de la Provincia de Entre Ríos y el apoyo de Cien Radios.

Este encuentro tendrá la misma modalidad que los anteriores, una parte teórica y práctica. La primera parte, será introductoria a la técnica del stop motion, para qué se usa, cuales fueron los contextos históricos en los que se usó y cómo fue cambiando en la historia del cine y cómo se usa en la actualidad. La segunda etapa, será la de poner en práctica los procesos creativos para “mover” objetos.

“Mi propuesta es que los participantes conozcan cuáles son las herramientas para poder animar objetos, cuál es el proceso para poder realizarlo y poder realizar una práctica en vivo”, detalló Zaramella, a modo de anticipo del taller que dictará, este sábado 27 de julio, en Nogoyá.

Zaramella cuanta con un récord Guinness, con su cortometraje “Luminaris”, ya que obtuvo 324 premios en todo el mundo. Es el corto más premiado en la historia. Entre estos reconocimientos se destaca el premio del público y el de la crítica en Annecy 2011, más una preselección en el shortlist del Oscar al Mejor Corto Animado en 2012.

El cineasta estará en Nogoyá, donde brindará sus conocimientos sobre cuales son los procesos creativos en proyectos audiovisuales. El encuentro es gratuito, por lo que las personas interesadas deberán comunicarse a través del correo electrónico: eleonora.sosa@gmail.com o llamar al teléfono: +54 9 3435453320.

MULTIPREMIADO

El filme de animación “Luminaris” (2011), de Zaramella, fue inspirado en el tango “Lluvia de estrellas”, de Osmar Maderna. Conocido por otros cortometrajes como “El guante” y “Vida en Marte”, Zaramella usó en este trabajo la técnica de pixilación, una variante del stop motion, en la que actores reemplazan a los tradicionales muñecos fotografiados cuadro a cuadro, en este caso Gustavo Cornillón y María Alché.

“Mi corto es un paso de comedia con una vuelta de tuerca sobre la pixilación, que es sumar la animación de la luz del sol. No reniego de `Luminaris´, pero la sensación es que hice un corto muy popular, aunque no el mejor. Todos los que trabajamos dimos todo para hacerlo con pasión, pero no parecía ser un corto ‘premiable’ porque la pixilación era una técnica pasada de moda en ese momento”, recordó Zaramella en notas periodísticas.

La película narra la historia de una pareja de empleados de una fábrica de bombitas eléctricas, que superan la monotonía y la rutina diarias, a través de la idea alocada de crear un globo de vidrio con el cual poder escapar de esa tediosa realidad.

“Quería contar una historia de liberación, que era lo primero que me sugería el tango ‘Lluvia de estrellas’, de Osmar Maderna, en el que está inspirado el filme, y para eso tenía que mostrar una situación de opresión, por lo que puse al protagonista, un tipo inquieto y creativo, en un trabajo monótono y falto de toda creatividad”, afirmó el cineasta.

Luminaris está creado con la técnica de pixelación, un tipo de stop-motion en que se incorporan a los objetos personas reales que cambian de posición entre fotograma y fotograma, dando la sensación de movimiento. Juan Pablo explica que no es una técnica muy “popular” en el circuito de animación, y por ello decidió rescatarla. “Sabía que si trabajábamos duro íbamos a tener un resultado impactante”, agrega, y cuenta que, si bien las limitaciones son muchas (que los actores entiendan la técnica, la cual les exige mucha concentración y esfuerzo físico), también constituyen una “parte fundamental de la creación”, que impulsa a ser más creativo para sacar provecho a una “pequeña gama de posibilidades”.