Se fue “El Gorra”.

Así le decían al histórico dirigente de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Walter Figueroa, quien hoy falleció en Santa Fe. En la vecina ciudad venía tratándose de una afección renal, y no pudo sobreponerse a un transplante de riñón.

“En realidad, estábamos todos contentos porque por fin se había podido transplantar y podía zafar de la diálisis. Las primeras 24 horas anduvo bien, pero hoy sufrió un paro cardíaco y no salió”, contó Edgardo Massarotti, exsecretario general de ATE, que compartió militancia con “El Gorra”. Massarotti lo recordó como “un muy buen compañero, buen militante, siempre preocupado por la formación y gaucho con todo el mundo”.

También la ministra de Salud, Sonia Velázquez, ex militante de ATE, tuvo palabras para Figueroa. “Se nos fue nuestro querido amigo y compañero Walter Figueroa (Gorra)”, escribió en Facebook.

“Te conocí en los pasillos de la Facultad de Trabajo Social allá por el año 84. Vos militando en el PI y yo ingresando a la JUP. En el devenir de estos años nos volvimos a encontrar en Salud, compartiendo la defensa por los Derechos de los Trabajadores y Soñando con una Salud Inclusiva, Solidaria y con Justicia Social”, dijo la ministra.

Figueroa fue un militante de siempre, y delegado por muchos años en Salud.

Mariana Luján, integrante de la actual conducción de ATE, que lo conoció bien de cerca a Figueroa, no se reponía del impacto. “Fue un compañero totalmente solidario, un gran militante, pero más que nada un ser humano con todas las letras, super sensible. Fue una persona llena de valores, de un corazón muy grande, siempre dispuesto a brindarse a los demás. Nunca lo vi en la vida de militante querer transgredir esa regla de solo ser militante. Le han ofrecido de todo, pero siempre se mantuvo en el lugar de delegado, en resguardo de los derechos de sus compañeros”, contó.

Hace dos años, se le había detectado una insuficiencia renal, y justo cuando había conseguido el transplante de riñón, sobrevino el paro cardíaco que lo llevó a la muerte.

Este jueves, Día del Amigo, Figueroa había escrito un extenso texto en su muro de Facebook.

 

“El Gorra”, que, una vez que llegue su cuerpo a Paraná, sus restos serán velados en la sala de velatorios Orfisa,  había pedido en vida que, en caso de morir, no hubiese nada de flores ni cruces, y que sea sólo una reunión de amigos.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.