El periodista Martín Fabre declaró hoy ante la Justicia, en el marco de la investigación que lleva adelante la fiscal Fernanda Ruffatti tras la denuncia de la familia de una nene de 15 años que dijo haber sido víctima de un intento de violación durante una fiesta que se realizó el sábado 21 en una casa quinta ubicada en Darwin y García Verdier.

La fiscal Ruffatti, de la Unidad de Violencia de Género y Abuso del Poder Judicial, ya imputó a cuatro jóvenes, tres mayores y un menor, por el delito de intento de violación en perjuicio de una menor. El periodista Fabre, vecino de la casa quinta donde se desarrolló el cumpleaños del jugador de Patronato, Bruno Malimberni, contó lo mismo que dijo en la llamada que efectuó ese mismo día, a las 20,30, al 911. Entonces, alertó de que en esa fiesta había ruido en exceso, consumo de alcohol y dejó planteada la presunción de que habría menores y consumo de sustancias.

Esta mañana, Fabre no fue tan preciso, aunque hizo un pedido: “Verifiquen la grabación al 911. Ahí está el relato, y el tono espontáneo de ese momento. No quiero contradecirme, pero hablé de todo lo que se veía y se escuchaba”, dijo.

 

fabre

En su muro de Facebook, Fabre puso un posteo –que luego quitó– donde relató el incidente. Dijo: “Indignación e impotencia. Esos son mis sentimientos por estas horas. Brevemente comento: el día sábado llamé al teléfono de Emergencia 911 exactamente a las 20.31 horas para denunciar lo que a mi entender era un descontrol desde las 11 de esa misma mañana. La agente policial que me atendió en una charla que duró 3 minutos 45 segundos tomó nota de mi reclamo y creo que nadie hizo nada. Me quejé y pedí presencia policial en la fiesta que se hacía a metros de mi domicilio. Hoy lunes por Análisis Digital me entero de lo ocurrido con las menores que supuestamente fueron abusadas en el lugar. Indignante todo…pero más aún es ver lo indefenso que estamos los ciudadanos. La próxima vez donde reclamo? Pedía prevención y no lo logré. Creo que estamos con un Estado ausente. Como padre y vecino pretendo una sociedad mejor y que todos seamos responsables de nuestros roles y funciones. Lamentable todo.”

La querellante Rosario Romero pidió que el 911 aporte la grabación de esa llamada para incorporarla a la causa. Hoy, además, declararon dos testigos más, aportada por la defensa de los cuatro imputados, que ejercen Leopoldo Lambrischini y Julio Federik. Mientras, se aguardan las pruebas de laboratorio y las pericias de los celulares. Y la presencia de más testigos.

La querella busca confirmar el relato de la víctima en base a testigos y pruebas.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.