La pelea judicial suma otro round.

El exjefe de la oficina de Efectos Secuestrados del Poder Judicial de Entre Ríos, Fabricio Luciano Santapaola, volvió a la carga con una nueva presentación en Tribunales para que se le abone el 50% del sueldo de agosto -ya había hecho un planteo similar por los haberes de julio- mientras se tramita un recurso de revocatoria que presentó por medio de su abogado, Ramiro Pereira, para que esa medida vuelva atrás.

 

Una primera presentación, por los haberes que el Poder Judicial no le abonó en julio a Santapaola, mereció un  rechazo  por parte del vocal de la Cámara Tercera de Apelaciones del Trabajo, Emilio Luján Matorras, que ya fue apelado ante la Sala 1 de Procedimientos Constitucionales y Penal del Superior Tribunal de Justicia (STJ).

En su escrito, el abogado Pereira observó que en la resolución del juez Matorras “no se han tratado los argumentos de esta parte que brindan sustento a la pretensión del actor de pago del 50% de sus haberes correspondientes al mes de julio de 2018”. 

 

“¿Qué dijo Santapaola en la acción por él promovida? Sostuvo que es empleado del Poder Judicial, que se le descontaron preventivamente el cincuenta por ciento de sus haberes y que tiene derecho a cobrar los correspondientes al mes de julio. Hasta ahí, la cosa no difiere mayormente de la acción de ejecución que instaura un empleado público cuando no se le pagan en término e íntegramente sus haberes”, dice en su presentación el letrado. Santapaola “fue declarado cesante como empleado y notificado de ello en fecha del 31/05/2018, tras lo cual, interpuso contra dicho acto el recurso de revocatoria”. Pero, agrega, “conforme se señala en el escrito promocional –diáfano y preciso, modestia aparte- el recurso de revocatoria referido precedentemente tiene efecto suspensivo del acto impugnado”.

“Entiendo que ha de resultar difícil (autocontradictorio en sus términos) sostener que la suspensión de los efectos de la cesantía, en realidad, no suspende los efectos de la cesantía –como no cobrar los haberes, pero ante ello conviene recordar –con realismo- que quien tiene poder para decidir puede decidir lo que quiera. Puede, aunque no debe”, observa el letrado.

 

Controversia


Santapaola fue cesanteado el 9 de mayo mediante una resolución del STJ, que puso fin al sumario administrativo que se le abrió en 2016, poco después de que la causa por el robo de armas judicializadas saliera a la luz. Los máximos jueces consideraron que el empelado no actuó correctamente en el cuidado de las armas y lo expulsó de la Justicia. Por estos hechos, cabe recordar, fue condenado a 12 años de prisión el experito balístico Antonio Daniel Vitale.

El exempleado interpuso un recurso de revocatoria contra la resolución del STJ, para frenar el efecto de la retención del 50% de su salario. Pero el recurso no se aplicó y la retención de una parte de su haber continuó vigente.

En la presentación, el abogado del exempleado, Ramiro Pereira, fundamentó que la pretensión de suspender la retención del 50% del sueldo “reviste carácter alimentario” y para “poder hacer frente a los gastos indispensables” para su vida y la de su familia.

El asunto quedó en manos de la Cámara Tercera de Apelaciones del Trabajo, Sala II, integrada por los jueces Emilio Luján Matorras, Guillermo Federik y Guillermo Bonabotta. El pasado 24 de agosto, el primero se excusó de intervenir ya que fundamentó que es parte del Superior Tribunal de Justicia como vocal subrogante.

“De tal modo, de no excusarme, estaría resolviendo cuestiones vinculadas con el máximo tribunal en el que me estaría desempeñando como integrante más allá de serlo como subrogante”, planteó Matorras. Otro que se excusó fue Federik.

Ambas excusaciones fueron rechazadas por uno de sus colegas, Bonabotta. La controversia llegó a la Sala I de Procedimientos Constitucionales y Penal del STJ, integrada por los jueces Daniel Omar Carubia, Miguel Ángel Giorgio y Claudia Mizawak.

El 5 de septiembre, con voto dividido, dicha Sala del STJ confirmó el rechazo a las excusaciones que formuló Bonabotta, y devolvió las actuaciones a la vocalía de origen “a fin de que se pronuncie  sobre las excusaciones planteadas por los Dres. Emilio Lujan Matorras y Guillermo Federik, que a la fecha se encuentran pendientes de tratamiento y decisión, por parte del órgano legalmente competente al efecto”.

Finalmente, la resolución quedó a cargo del juez Matorras, que antes había intentado apartarse de resolver sobre el asunto. El 7 de septiembre pasado, el magistrado que preside la Cámara Tercera de Apelaciones del Trabajo, Sala II, falló a favor del STJ y el Estado Provincial, representado por la Fiscalía de Estado: desestimó la acción interpuesta por Santapaola.

La resolución fue apelada por el abogado del exempleado judicial, y las actuaciones vuelven a la Sala de Procedimientos Constitucionales y Penal del STJ. Mientras tanto, la retención de una parte del sueldo del cesanteado sigue operando.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.