El salario del trabajador está soportando la erosión del aumento de precios de la canasta básica pero también en el de los servicios luego de las últimas medidas dispuestas por el gobierno nacional.
La administración del presidente Mauricio Macri prevé para 2016 una meta inflacionaria del orden del 25%, aunque los economistas no son tan cautos y creen que llegará al 36% a fin de año.
Acá en Entre Ríos no sólo se observa un aumento de los precios, sino además un fenómeno colateral: la fuerte dispersión en el costo de los alimentos de primera necesidad de la canasta básica.

canasta
Un relevamiento hecho por el colectivo docente de la Agrupación Rojo y Negro de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) observó eso, precisamente: un kilo de pan cuesta en Paraná $20, pero en Feliciano, al norte de la provincia, es más caro, $30; y en Nogoyá, $24.
Lo mismo ocurre con la carne, otro productor clave de la canasta: en Paraná se consigue a $100; en Feliciano, a $103; y en Nogoyá, a $150.
En el caso de las verduras, los 3 kilos de verduras y hortalizas (lechuga, tomate, cebolla, papa y zapallo), en Paraná cueta $46; en Feliciano vale $342; y en Nogoyá, $66.
El sondeo de precios fue realizado durante este mes.
Durante el mes de mayo, los docentes de la Agrupación Rojo y Negro de los departamentos Feliciano, Nogoyá y Paraná (12.084 habitantes; 23.702 habitantes; y 24.7863 habitantes, según el último censo nacional) han relevado en supermercados locales de esas tres ciudades los precios de algunos alimentos de consumo cotidiano: 1 kg. pan, 1kg de carne, 3kg de verduras y hortalizas (lechuga, tomates, cebolla, papa y zapallo); 1 1/2 kg de frutas (manzana, banana y naranja) y 1 litro de leche.
“Si bien este conjunto de alimentos constituyen sólo una pequeña parte de nuestra canasta familiar que incluyen otras variables no sólo alimentarias, son fundamentales entre los consumos cotidianos de una familia de trabajadores”, señalan los autores del relevamiento.
Según esos datos relevados por los docentes, “Paraná tiene precios más bajos que en los comercios relevados en las otras localidades ($219), mientras que en Nogoyá deberemos contar con $80 más para obtenerlos ($ 299, 36% más caros) y en Feliciano podremos tenerlos por $233”.
“Estas son consecuencia de muchos factores (características de los mercados de bienes de consumo local, esquema de intermediarios, acceso más o menos directo a estos productos, alternativas de medios de pagos, especulaciones coyunturales de formadores de precio, entre muchos otros), de todos modos su influencia es menor para el bolsillo de los trabajadores junto a la inflación pues ejercen una presión sobre la canasta familiar total que vulnera por esta vía nuestro salario. Situaciones similares sufrimos con los precios de los alquileres, del transporte público, de la vestimenta, de la atención a la salud, etcétera”, evaluaron.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.