El bloque de diputados de la UCR en Cambiemos le pidió al gobernador Gustavo Bordet que cumpla el compromiso asumido con el sector citrícola

Los legisladores de la oposición hicieron el planteo luego del tractorazo que el jueves movilizó a productores citrícolas en Chajarí, en reclamo por leyes laborales acordes para el sector.

 

“Las economías regionales no pueden ser botín de campaña política. Si queremos salir del estancamiento en el que está sumergida la provincia tenemos que aliarnos a la producción, no ir en contra de ella”, expresaron los legisladores radicales que son parte del bloque que preside la diputada Gabriela Lena.

Lena, oriunda de Chajarí, donde tuvo lugar el epicentro de la manifestación, señaló que la Provincia debe cumplir con el compromiso de darle al sector una ley y un convenio colectivo de trabajo acorde a las particularidades que tiene la citricultura. Además recordó que en la legislatura hay proyectos listos para ser tratados pero eso no ocurre porque el peronismo, en todas sus variantes, no lo permite y porque hay una fuerte presión de parte de los gremios.

“Estamos ante un tema delicado. Algunos podrían interpretar en este reclamo de los productores la flexibilización de las condiciones de trabajo y en realidad de lo que se trata es de darle al sector un marco justo al vínculo entre los quinteros y los trabajadores. En la citricultura se trabaja por zafras o temporadas, con lo cual el sistema contractual que establece el vínculo entre las partes debe ser diferente a otros sectores de la actividad económica. Además, ese convenio debe especificar claramente los derechos de los trabajadores estacionales a tener mejores condiciones de trabajo”, señaló Lena.

En el comunicado de bloque se expresa, además, que el Gobierno Provincial, en la persona de su ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero, se comprometió a habilitar una discusión para solucionar este asunto y nada de eso ocurrió. Por el contrario, el pasado jueves, funcionarios de la Secretaría de Trabajo visitaron a productores citrícolas del departamento Federación en una clara actitud intimidatoria y es ese hartazgo lo que luego desencadenó el tractorazo que tuvo lugar el jueves.