El intendente de Chajari, Pedro Galimberti (Cambiemos), anunció el pago de un bono de una cifra superior a los $1.000 a los empelados municipales, adicional que se abonará el próximo 15 de junio.

El anuncio lo dio aún cuando de momento la negociación paritaria con los empleados municipales no ha concluido. En principio, ya se pagó a cuenta de esa discusión un adelanto de 10% en marzo, pero la negociación sigue.

El bono que superaría los $1.000 -el monto de momento no se determinó- se pagará, por igual, a empleados de planta permanente y también a los temporarios.

La decisión tiene como objetivo “mantener el poder adquisitivo de los trabajadores para acompañar el ritmo de la inflación”, según se explicó desde el gobierno de Chajarí, y fue comunicada en primera instancia a los dos gremios municipales que tienen presencia en el municipio: el Sindicato de Empleados Municipales que lidera el dirigente Roberto Terrussi y la expresión local de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Si bien aún no se resolvió el monto del bono el mismo estaría por encima de los $1000  y vendría a complementar el incremento del 10% de aumento en los haberes concedido en marzo pasado en el marco de las negociaciones paritarias con los gremios. Por otra parte, independientemente de esta bonificación especial queda la paritaria abierta para evaluar nuevas mejoras salariales para el segundo semestre, como se acordó oportunamente.

La fecha de pago del bono ya fue establecida para el próximo 15 de junio y este monto se complementará con el salario en un mes en que el, además, la administración municipal deberá abonar la primera cuota del Sueldo Anual Complementario (SAC), que se pagará el 22 de junio próximo.

“Con esta medida queremos darle previsibilidad a los trabajadores que, además de ser personal municipal, son nuestros propios vecinos. Esto significa una mejora para los salarios que perciben pero también es dinero que, indirectamente, el Municipio vuelca en la economía de la ciudad”, dijo el Intendente Galimberti.

El jefe comunal también anticipó que, dependiendo del monto que se resuelva otorgar, la medida implicará una inversión pública de aproximadamente $700.000. “Nuestra meta es, dentro de las posibilidades, mejorar tanto como sea posible el salario de la familia municipal y esto fue buen recibido por las entidades gremiales”, reveló Galimberti, quien también destacó que desde el inicio de la gestión vienen manteniendo un diálogo maduro y responsable, de buen entendimiento, con los gremios.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.