No llegó la renovación. Ni la compostura. Entonces, el sol y la lluvia se cuelan sin disimulo. Hay que ubicarse a resguardo en los edificios cercanos, porque la garita, ubicada en esa esquina, Nogoyá y San Martín, está estropeada. Están estropeadas otras garitas. Y ahí, los plantones de los usuarios del servicio de pasajeros son prolongados. El servicio funciona regular, y los fines de semana, peor. No hay GPS ni “Cuándo Llega” que funcione, así que hay que apostar al azar. ¿Cuándo lleva el próximo colectivo? Son las 19,15 y el “Cuándo Llega” avisa que el próximo pasará a las 20,37. ¿Un error? Hay que esperar. El cielo tiene nubarrones sospechosos, y el techo de la garita así. Hay que esperar.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.