El Ministerio de Salud de Entre Ríos asoció el brote de casos de gastroenteritis que surgió en Gualeguay a la mala calidad del agua de red que consume la población de sectores puntuales de la ciudad que se abastecen desde distintos pozos.

En Gualeguay se detectó “un número inusitado  de casos de gastroenteritis agudas”, dijeron desde Salud, lo que derivó en el hecho de que se atendieran más de 300 cuadros diarreicos en el Hospital San Antonio y en los centros de atención primaria locales.

En ese contexto, y a partir de la intervención efectuada durante el domingo por equipos técnicos, se reforzó la asistencia sanitaria y se efectuó un estudio de brote “que permitió asociar los casos de gastroenteritis al consumo de agua de red”.

“Puntualmente se concretó un estudio de casos y controles, mediante el cual se pudo determinar la asociación entre el consumo de agua de red y las gastroenteritis detectadas”, señaló la cartera sanitaria a cargo de Sonia Velázquez.

“Asimismo, de acuerdo a los informes de laboratorio del Hospital San Antonio, se detectaron bacterias enteropatógenas, que ampliaron la sospecha de un brote de enfermedad diarreica aguda cuyo origen está en la distribución del agua de red que suministra el Municipio, lo cual queda sustentado a partir de estudio de campo de 160 entrevistas a familias residentes en el barrio 17 de octubre”, dijeron desde Salud.

En este contexto, la ministra de Salud, Sonia Velázquez, efectuó la comunicación al intendente Federico Bogdan recalcándole que “desde este Ministerio planteamos continuar con las estrategias de salud de atención, cuidado  y protección de la población” y le solicitó: “Arbitre las medidas necesarias para restablecer las condiciones sanitarias elementales –agua potable– con el objeto de restituir  este servicio vital que constituye un derecho y obligación indelegable que los gobiernos locales deben proveer”.

Desde la administración del intendente Federico Bogdan (Cambiemos) resaltaron que los casos de gastroenteritis se dieron en los barrios 17 de Octubre, Cangurito y Rocamora, y se recomendó a la población “extremar las medidas del consumo de agua y los hábitos de higiene hasta tanto recibir instrucciones del Ministerio de Salud de la Provincia”.”Los últimos resultados de los estudios de agua realizados desde la Dirección de Ambiente Sustentable del municipio son microbiológicamente aptos para el consumo humano, sin perjuicio de ello se procedió al cierre del pozo que provee a la zona afectada”, señaló la comuna.

Este martes se realizó un muestreo e los siete pozos de la zona afectada, y las muestras fueron traídas a Paraná por personal del Instituto de Control de Alimentación, Medicamento y Bromatología (Icamb).”Cabe destacar que desde el municipio se están realizando las medidas que corresponden de acuerdo al protocolo indicado desde el Ministerio de Salud de la Provincia para prevenir el aumento de casos de gastroenteritis”, señalaron desde la Municipalidad de Gualeguay.

 
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.