Durante el último de los cinco días de paro de los docentes, este viernes se realizó una movilización provincial a Casa de Gobierno.
A la convocatoria respondieron los cuatro gremios del sector: la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) y la Unión Docentes Argentinos (UDA).
La protesta busca romper el techo salarial del 18% que se impuso en la provincia, y provocar la apertura de la paritaria nacional. De momento, ninguno de los dos propósitos pudo cumplirse.
En medio, a nivel nacional la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) dispuso nuevos paros, para el miércoles 15 y el jueves 16.
Mientras se desarrolla la movilización de este viernes, el edificio del Consejo General de Educación (CGE) reforzó la seguridad policial, se clausuró la puerta de acceso, según contó la dirigente Susana Cogno, y se apostaron agentes de seguridad hasta en la puerta de los ascensores, según relataron dirigentes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).
La fuerte presencia policial provocó malestar entre los gremios del Estado que reprobaron la actitud “vigilante” del titular de Educación, José Luis Panozzo.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.