“Hoy es imposible viajar a Paraná, y pedí que me fijen otra fecha. Si me fijan para mañana, voy. Pero hoy me es imposible”.

De ese modo, el fiscal auxiliar de Gualeguay, Agustín Gianini, justificó su ausencia en las audiencias públicas que se desarrollarán entre hoy y mañana ante la Comisión de Acuerdos del Senado. Gianini debía asistir a la audiencia para responder preguntas de los senadores, en un paso previo al tratamiento de su pliego en la Comisión de Acuerdos del Senado.

Su ausencia, sin embargo, abre serios interrogantes respecto de su futuro en la Unidad Fiscal de Gualeguay.

Gianini es el primer fiscal que empezó a investigar la desaparición del empresario Omar Benvenuto, de cuyo paradero no hay noticias desde el viernes 27 de octubre. Junto al fiscal Ignacio Telenta instruyó las primeras medidas, y dispuso, entre otras diligencias, los allanamientos a propiedades del exintendente Luis Erro y del exsenador radical Hugo Lesca.

Ahora, la causa está en manos de Gianini y Telenta.

Esos procedimientos derivaron en fuertes reacciones de parte de los allanados y la denuncia a los fiscales Gianini y Telenta. A eso, se sumó un hecho inaudito: un error de la Policía que había dado por ciertos cruces de llamados entre Erro y Lesca en el curso de la investigación del caso Benvenuto. Esa situación derivó en la apertura de una investigación paralela en la Justicia, a cargo del fiscal Eduardo Santo.

-¿Por qué la ausencia hoy en el Senado? –preguntó Entre Ríos Ahora.

-Por una cuestión familiar. Imposible viajar hoy. Pedí que fijen nueva fecha.

-¿Es posible?

-Sí, ya lo hicieron con una fiscal, la semana pasada.

-Pero ese es el caso de la fiscal Eugenia Molina, de Federal, que presentó un certificado por licencia psiquiátrica.

-Bueno, no es mi caso. Lo mío es por cuestiones familiares que me hacen imposible viajar.

-¿Seguís al frente de la Unidad Fiscal? ¿Renuncias?

-Por ahora, sigo. Pero renunciar no es algo que descarto. Pero en ese caso, no es una decisión que debo tomar yo solo. Tengo que hablarlo con mi gente.

 

El vodevil


Benvenuto fue visto por última vez el viernes 27 de octubre, cuando habría emprendido un viaje hacia la localidad de Gobernador Mansilla a bordo de su camioneta Toyota Hilux. El vehículo fue encontrado el domingo 29 a un costado de la ruta 12, entre Gualeguay y General Galarza, con las llaves puestas.

Antes de comunicarse con la Policía local, Gonzalo Benvenutto, su hijo, junto a su cuñado,  Jorge Sandrini, agotaron las formas de contacto con el empresario, recorrieron infructuosamente los lugares que frecuentaba, y ninguno de los empleados sabía de él.

La Justicia abrió una investigación sobre averiguación de paradero del empresario, primero a cargo del fiscal Ignacio Telenta, después, timoneada por el fiscal Agustín Gianini, pero al final, puestos los dos a cargo por orden de la Procuración General de la Provincia. Desde el domingo 29 de octubre hasta ahora nada se ha podido saber del paradero de Benvenuto, aunque en medio sucedió un escándalo político judicial que sacudió a todo Gualeguay: con información aportada por testigos y derivada también del cruce de llamada, la Unidad Fiscal de Gualeguay ordenó durante el primer fin de semana de noviembre allanamientos en propiedades del exintendente Luis Erro y del exsenador Hugo Lesca.

Ninguno de los dos recibió de buen grado esos operativos, y cargaron duro con uno de los fiscales, Agustín Gianini, sobrino de Erro.  Esos allanamientos se basaron en cruces de llamadas entre Erro y Lesca, que después se comprobó que eran falsas, aunque también en llamadas detectadas entre Erro y Benvenuto y entre Lesca y Benvenuto, que no han sido puestas en tela de juicio.

Pero la ventilación de que hubo un dato falso en la investigación, el cruce de llamados entre Erro y Lesca derivó en la apertura de una causa paralela, a cargo del fiscal Eduardo Santo, que busca determinar cómo fue que se produjo el error.

La última novedad la dio a concoer el oficial principal de la Policía de Entre Ríos, Dante M. Nicola: informó al Jefe de División Antisecuestros, comisario Gustavo Schumacher, que en el caso caratulado “Benvenuto Omar s/ averiguación de paradero s/denuncia” se constató un “error involuntario” que derivó en la vinculación errónea de Lesca y los hermanos Erro, Luis, exintendente, y Sebastián, su hermano, abogado. El jueves 17, Erro anunció que la semana que viene radicará una denuncia penal por “plantación de prueba”, como ya lo hizo su hermano Sebastián, y también Lesca.

“A mí no me presentaron la notificación, pero sí a mi hermano (Sebastián), que denunció el hecho de que no teníamos llamadas con Hugo Lesca. Lo endilgaban a Lesca como presunto arreglador de una reunión con Benvenuto en Mansilla, entonces para unirnos al caso fue imprescindible que dijeran que esas llamadas existieron”, dijo Erro, enterado de ese error.

“No existió registro de llamadas, se basaron en función de ese registro que ahora dicen que no existe. El error es de la justicia, porque lo pide un fiscal y lo autoriza una jueza de Garantías”, dijo, a su turno, Lesca.

Claro, en medio de todo, Benvenuto no aparece.

Y el fiscal que debía someterse hoy a preguntas de los senadores, y que seguramente iban a estar relacionadas con el caso que investiga, decidió ausentarse.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.