Sin nombrarlo, el jefe de la bancada de senadores del peronismo, Ángel Giano, se manifestó en contra de la eventual designación del abogado penalista Guillermo Mulet como integrante provisorio de la Cámara de Casación Penal de Concordia, que entraría en vigencia en octubre próximo.

El nombre de Mulet fue echado a rodar por el senador provincial Raymundo Kisser (Cambiemos), y tendría el aval del presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilio Castrillón. “Que me tengan en cuenta es un halago, después de 20 años de trayectoria en materia penal. Junto con algunos colegas y algunos magistrados ofrecieron mi nombre, se recibió apoyo de determinados sectores, pero no he sido yo el que ha ido hablar con nadie”, manifestó Mulet al ser consultado

Enseguida, sostuvo que “si efectivamente el Superior Tribunal de Justicia vota mi nombre, seguramente voy a aceptar”. “Tengo la trayectoria, la entereza y el conocimiento para ser un buen juez de Casación”, subrayó.

Pero Giano quiere que en Casación haya jueces de Concordia. Como la primera integración de ese tribunal será con jueces provisionales, quiere que se continúe con la mecánica de incorporar magistrados de la jurisdicción.

“Concordia tiene jueces probos para ser designados interinamente en la Cámara de Casación Penal”, dijo, y agregó: “En Concordia tenemos excelentes jueces y camaristas, en este caso en la competencia penal, con aptitudes, capacidades, experiencia, idoneidad y la formación necesaria para ser designados interinamente la Cámara de Casación Penal creada por la Ley 10.049 -sancionada en Agosto de 2011-“.

Y agregó: “Hemos luchado mucho para que después de tantos años se ponga en funcionamiento y hasta tanto se nombren aquellos que cumplan con el proceso constitucional, -es decir concursar en el Concejo de la Magistratura, propuestos por el Gobernador y con acuerdo del Senado- se puede nombrar a alguien de Concordia en forma interina”, sostuvo el legislador, quien desde que asumió viene gestionando la puesta en funcionamiento de dicha Sala, que cuenta con la decisión de impulsarla del Gobernador Bordet y del Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón además del impulso por parte del Colegio de Abogados de Entre Ríos.

La Cámara concordiense además será competente para entender en las causas penales provenientes de las siguientes jurisdicciones: Federación, Concordia, Colón, Uruguay, Gualeguaychú, Tala, Villaguay, San Salvador, Federal e Islas del Ibicuy.

La Ley N° 10.049, sancionada en 2011, creó la Cámara de Casación Penal de Entre Ríos, una con asiento en Paraná, y con competencia territorial en los departamento Feliciano, La Paz, Paraná, Diamante, Victoria, Gualeguay y Nogoyá; y otra con asiento en Concordia, con competencia en los en los departamentos de Federación, Concordia, Colón, Uruguay, Gualeguaychú, Tala, Villaguay, San Salvador, Federal e Islas del Ibicuy. Cada sala, estableció la ley, estará integrada por tres miembros y un secretario, contando con un Jefe de Despacho y tres escribientes.

 

Lo cierto es que desde aquella vez sólo funcionó la Sala de Paraná. Después de seis años de espera, entre septiembre y octubre de este año se pondría en funcionamiento la Sala de Casación de Concordia.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.