La ciudad vista desde la costa del río, se ve así. Lejana y magistral. El río,  con la anécdota de ese cartel, que indica que el río debe mirarse de lejos, aunque ahora, en otoño, siempre se lo ve de lejos. No hay bañistas acá, de modo que el sol de mediodía ilumina la costa de la ciudad, que se muestra así.

 

 
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.