El histórico dirigente de los municipales se queda, de momento, afuera de la disputa por la conducción del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoyem).
Y es por una cuestión de aportes: desde hace dos años, Vásquez, que ya fue secretario general del Suoyem hasta que en 2012 la exintendenta Blanca Osuna (FPV) decidió intervenirlo y también ocupó una banca en la Cámara de Diputados, no hace aportes al gremio.
El estatuto sindical del Suoyem lo fija taxativamente cuando aclara que “el asociado pierde también su condición de tal cuando por cualquier causa ocupe cargos o tareas en la patronal de carácter directivo o representación”; o porque incumple con el artículo 18 inciso b del mismo estatuto “que sólo reconoce el derecho a elegir y ser electo para integrar las comisiones directivas a los asociados que no adeuden más de tres cuotas gremiales vencidas”; pero además, Vásquez no desempeñó tareas durante los dos últimos años, según el acta de la Junta Electoral que publicó el sitio Informe Digital.

Así, la Junta Electoral Suoyem dispuso apartar de la disputa por la conducción del sindicato a Vásquez, entre otras razones, porque “no asienta los pagos de cuotas, ni la antigüedad como afiliado, ni el desempeño efectivo en tareas municipales”.
A las elecciones de normalización del sindicato municipal, intervenido desde 2012, que tendrán lugar el próximo 29 de noviembre, se presentaron cuatro listas: Jorge Brocado (lista Naranja), José “Tata” Franco (lista Azul), Fabián Brunengo (lista Amarilla) y Vázquez (Blanca).

De acuerdo a lo que pudo constatar la Junta Electoral, “el último asiento anotado data del año 2011, y resulta erróneo o falso, puesto que refiere a que era integrante de la comisión directiva del Suoyem por el período 2011 a 2015, siendo que la Res. 321/12 del MTE ySSN consideró nulas tales elecciones, acéfalo a nuestro sindicato, y dispuso la designación de un Delegado Normalizador desde aprox. mayo de 2012; y tal situación se prorrogó hasta este año 2016, en que la intervención fue asumida por la COEMA”.
“El libro de afiliados al Suoyem, confeccionado a partir de febrero de 2016 que asienta a Hugo D. Vázquez como tal y bajo el número 109, no asienta los pagos de cuotas, ni la antigüedad como afiliado, ni el desempeño efectivo en tareas municipales”, dice otro tramo de la fundada resolución.
El 15 de diciembre de 2015, cuando se realizó la primera asamblea sindical postintervención y se definió la primera fecha para las elecciones en el Club Olimpia, Vásquez también fue excluido de participa.
Entonces, se había fijado la fecha de elecciones para el 14 de febrero, que finalmente fue pospuesta para el 29 de noviembre.
La asamblea se había convocado para tratar tres puntos: la elección de presidente y secretario; la elección de tres miembros, titular y dos suplentes para conformar la junta electoral; y los dos firmantes del acta de la reunión. A la primera votación, resultó electo Mario Mainardi para presidir la asamblea, decisión que molestó a los allegados de Vásquez, que decidieron abandonar la asamblea.
Esa vez Vásquez no pudo participar por no tener los aportes sindicales al día.
Ahora, sin Vásquez, las elecciones de noviembre pondrán punto final a la intervención de más de cuatro años al Suoyem.
El 23 de abril de 2012, apenas iniciada la gestión de Blanca Osuna y en medio de la convulsión generada por la decisión dejar caer unos 1.000 contratos de empleados municipales, fue intervenido el Suoyem, el gremio histórico, con mayor cantidad de empleados afiliados en la Comuna.
El proceso de intervención fue dispuesto por el Ministerio de Trabajo de la Nación, que basó la medida en las “irregularidades registradas en las elecciones” del gremio, realizadas el 8 de abril de 2011, que habían dado nuevamente el triunfo a la lista encabezada por Vásquez.
Por la Resolución Nº 321, del 23 de abril de 2012, el ministro Carlos Tomada designó como delegado normalizador a Juan José Martínez, titular del Ente Túnel Subfluvial por Entre Ríos, para que en 15 días presente ante la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales un informe detallado del estado económico-financiero del gremio y en 90 días llame a elecciones generales. Se trataba hasta ahí de un proceso breve, publicó este sitio en marzo pasado.

Pasaron esos plazos sin novedades y fue en octubre de 2012 cuando se informó que el Ministerio de Trabajo de la Nación había prorrogado el mandato del delegado normalizador Martínez por un plazo de cuatro meses más de lo dispuesto inicialmente. Es decir, que todo debería haber concluido entonces en noviembre de 2012.

Sin embargo, en esa oportunidad se determinó la fecha de las elecciones para el 1° de marzo de 2013. Se iniciaron las campañas de las agrupaciones internas pero en noviembre de 2012, Martínez argumentó la imposibilidad de realizar los comicios en la falta de documentación. Por ejemplo, se mencionó la carencia de aprobación de la auditoría contable, de la memoria y el balance. Por lo tanto, se publicó por entonces, que el cronograma se había “suspendido”, según anunció el propio Martínez. Y el funcionario puso énfasis en una particularidad: el estatuto del Suoyem marca que las elecciones deben ser en marzo. Así, se estimó entonces que el llamado demandaría otro año, hasta marzo de 2014. Sin embargo, pasaron largos cuatro años desde la intervención hasta que por fin se encamina hacia la normalización.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.