El Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) aclaró públicamente que el funcionamiento de una agencia de Tómbola en Piedras Blancas, que figura a nombre del intendente de esa ciudad, Julio César Weisheim (Cambiemos), no viola ninguna normativa del organismo.

Desde el organismo que administra los juegos de azar y que conduce Silvio Vivas se indicó que “se remarca categóricamente que el funcionamiento de la Agencia N° 582 es legal, como así también lo son las apuestas captadas por ese punto de venta, las que se encuentran realizadas dentro del reglamento, conforme a derecho”.

De ese modo, se despejan las dudas que se crearon tras conocerse la noticia de la situación de la agencia que vendió uno de las boletas del Quini 6 que resultaron ganadoras de un pozo millonario en el sorteo del domingo 8.

Al ticket entrerriano corresponden $29 millones de los $118 millones totales del sorteo de este miércoles, que tuvo cuatro ganadores: en esta provincia, en Rosario, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en San Luis.

El sitio Informe Digital hizo notar que la explotación de una agencia de tómbola por parte de un intendente estaría en colisión con las normativas vigentes. Específicamente, violaría lo que establece el artículo 17 parte II inciso g) del “Reglamento General de Agencias Oficiales”, dispuesto por la Resolución Nº 0449 del 7 de junio de 2011, que establece que está expresamente prohibida para “empleados de la administración pública Nacional, Provincial o Municipal o sus respectivos cónyuges”.

Weisheim fue reelecto por última vez para un nuevo período en 2015, en la boleta que encabezaban Alfredo De Angeli en el orden provincial y Mauricio Macri en el nacional. Pero conduce el municipio costero desde el 2003, cuando fue elegido por primera vez. La localidad no revestía categoría municipal, por lo que ejerció como presidente de junta de Gobierno. Luego, con el ascenso de Piedras Blancas a municipio, pasó a ostentar la intendencia.

Sorprendido por el escándalo, el jefe comunal dijo que posee la agencia de tómbola desde 1993, mucho antes de ser presidente municipal y que cuando fue electo, en 1999, se la dejó a su hija. “Yo soy titular, pero cuando gané las elecciones se la dejé a ella, que lo lleva adelante, sólo quedó en los papeles mi nombre por una cuestión burocrática, pero ya estamos haciendo todo para pasar la titularidad”, dijo en declaraciones que formuló a LT14.

 

El entuerto, al final, fue aclarado desde el Iafas, que ante las consultas periodísticas respecto de la situación de la Agencia N° 582, propiedad del intendente de Piedras Blancas, que fue la agencia que vendió la boleta ganadora del Quini 6, por cuanto sostuvo que  “dicha agencia se encuentra trabajando en el marco legal contemplado por el Reglamento General de Agencias Oficiales (RGAO), desde el inicio de su actividad en el año 1991”.

“Si bien el artículo 17 Segunda Parte del RGAO fija en su inciso g) que: “no podrán ser designados como Agentes Oficiales los que fueren empleados de la Administración Pública Nacional, Provincial o Municipal”, el cargo político electivo -asumido por el titular de la Agencia N° 582-, dijeron desde Iafas, “no contradice el régimen reglamentario vigente, ya que no se puede asimilar su rol como Presidente Municipal -con funciones por un período legal determinado, según la Ley de Municipios 10.027 modificada por Ley 10.082- con la figura del empleado público”.

“Asimismo -agregó el organismo- cabe citar la ley 9.755, que establece el marco de regulación del empleo público de la provincia de Entre Ríos. En su artículo 3° expresa: ´quedan comprendidos en esta ley todos los trabajadores que en virtud de acto administrativo emanado de autoridad de nombramiento competente, presten servicios remunerados en el ámbito de la Administración Pública Provincial, centralizada o descentralizada, con excepción de las personas que desempeñen cargos electivos. Inc. A)´”.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.