El Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) se ha embarcado en una pelea contra el juego clandestino en la provincia.

El organismo insiste en que se trata de “un delito penal, con condenas de entre 3 y 6 años de prisión”, como modo de desalentar las apuestas a través del circuito clandestino del juego en Entre Ríos.”.

El Iafas instó a la población a alertar a las autoridades respecto de la existencia del juego clandestino, y recordó que existe una  una línea telefónica gratuita y anónima -0800 444 2327-, para denunciar “las prácticas de juego que reconociera como ilegales, contribuyendo a eliminar este flagelo y, asimismo, promoviendo el juego oficial”.

“La importancia de este punto radica en que, mientras el juego clandestino evade todo tipo de impuestos o cargas previsionales y pone en riesgo al apostador, el juego oficial devuelve el 100% de sus utilidades a la comunidad a través de diversos planes de acción social, los cuales se pueden conocer –actualizados mes a mes- en la página Web del Iafas, el organismo que administra y regula los juegos de azar en la provincia de Entre Ríos y que garantiza, con el respaldo del Estado, la seguridad de los apostadores”, subrayó.

Cabe destacar que, ante cada denuncia, el Iafas junto al Ministerio de Gobierno y Justicia de la provincia y la Policía de Entre Ríos “pone en funcionamiento un protocolo de acción que comienza en la recepción del llamado y que finaliza en el operativo policial y la condena a quien delinque”.

“La tipificación del juego clandestino como delito penal fue producto de la reforma de la Ley de Ganancias que introdujo modificaciones al Código Penal. En el artículo 10, incorporó como artículo 301 bis del Código Penal, el siguiente artículo: “Será reprimido con prisión de tres (3) a seis (6) años el que explotare, administrare, operare o de cualquier manera organizare, por sí o a través de terceros, cualquier modalidad o sistema de captación de juegos de azar sin contar con la autorización pertinente emanada de la autoridad jurisdiccional competente”, indicaron desde el Iafas