El Senado comenzó a tratar en comisión un proyecto de ley que apunta a ordenar la designación de los jueces de Paz, de modo de quitarles discrecionalidad  y otorgarle intervención a los Concejos Deliberantes.

El artículo 1° del proyecto de ley que presentó el senador Pablo Canali fija que “el procedimiento para la designación de ternas de Jueces” (…) “a partir de la vigencia de la presente ley pasará a regirse por las siguientes normas”, a saber:

1) Inmediatamente después de producida alguna vacante en los cargos de jueces de Paz, el Poder Ejecutivo Provincial lo comunicará al Honorable Concejo Deliberante jurisdiccional a los fines de cumplimentarse el trámite previsto en la presente ley.
2) El procedimiento de designación de ternas de Jueces de Paz, será abierto y público, y su convocatoria deberá darse a publicidad de modo efectivo asegurando la más amplia participación.
3) La evaluación de los postulantes será calificada con un máximo de hasta 100 puntos, distribuidos de la siguiente manera: a) antecedentes: hasta 30 puntos; b) oposición: hasta 50 puntos; c) entrevista personal: hasta 20 puntos.
4) Los antecedentes serán evaluados por el Concejo Deliberante en forma previa a la realización de la prueba de oposición, teniendo en consideración el desempeño en el Poder Judicial, el ejercicio privado de la profesión o el desempeño en funciones públicas relevantes en el campo jurídico; como así también los antecedentes académicos. Se tendrá particularmente en cuenta los antecedentes vinculados a la materia del cargo que se concursa.
5) El resultado de la evaluación de los antecedentes será definitivo y sólo podrá ser susceptible de aclaratoria o reposición por ante el mismo Concejo Deliberante; que deberá deducirse dentro del plazo de tres días contados desde su publicación.
6) La prueba de oposición será la misma para todos los postulantes y versará sobre temas directamente vinculados a la función a cumplir. Se evaluará tanto la formación teórica como la capacitación práctica.
7) La prueba de oposición será evaluada por los miembros del Concejo Deliberante. En tanto que la evaluación será realizada por el Consejo de la Magistratura e Entre Ríos.

Al fundamentar la iniciativa, Canali resalta la importancia “de contar con procedimientos previamente establecidos hace al cumplimiento de las garantías constitucionales que deben mediar en la selección de la terna, tales como la protección judicial, el debido proceso, el derecho de defensa en juicio, el derecho a peticiona y el principio supremo de igualdad ante la ley. Dichas garantías constitucionales forman parte también de la normativa internacional en materia de derechos fundamentales, y de su sistema de protección que funciona como control de legalidad; normativa que se encuentra incluida en los tratados internacionales incorporados a la Constitución Nacional”.

Y agrega en los fundamentos de su iniciativa que la “falta de un procedimiento normado con criterios uniformes para la designación de ternas de los Jueces de Paz, merece la activación de los mecanismos legislativos con el propósito de reglar el proceso de selección. De este modo se garantiza la debida objetividad e imparcialidad que debe mediar en el proceso de selección, y la plena observancia de los derechos que asisten a los postulantes que participan con pretensión de integrar la propuesta”.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.