El nuevo sistema de control de licencias por enfermedad que comenzó a aplicar el Consejo General de Educación (CGE) desde el 1° de abril no logra conformar a los docentes, que en forma orgánica, desde la Asociación Gremial del Magisterio de Entre  Ríos (Agmer), han pedido su derogación.

La petición la reiteró este martes 16 el cuerpo de delegados de la Seccional Paraná de Agmer, que resolvió elevar un petitorio al Ministerio de Gobierno y Justicia, y exigir  la derogación del decreto N° 426/19, que, señaló el gremio, “unilateralmente modifica el sistema de contralor médico para los trabajadores de la educación”.

El gremio considera que tanto ese decreto como la resolución N° 1.250 de Educación constituyen “una normativa inaplicable” y  “violatoria” del Estatuto del Docente, que “atenta contra la prevención y cuidado de la salud del trabajador, concede excesivas atribuciones a la figura del auditor y atenta contra el derecho a la educación de nuestros estudiantes, que en numerosos casos, se quedan sin la designación de un suplente”.

Los cambios en el regimen de licenica están contenidos en el texto del decreto N° 426. Esa norma aprobó un convenio marco de colaboración con el Ministerio de Gobierno para llevar adelante  el control de licencias médicas docentes. “El régimen vigente de control de licencias por enfermedad se encuentra colapsado, existiendo una demora en las citaciones para revisión que muchas veces supera ampliamente el plazo de la licencia solicitada, lo que genera conflictos con aquellas situaciones que luego no son reconocidas tornando ineficiente el control de las mismas”, dice el texto del decreto.

Y agrega: “De los relevamientos realizados, surge que el Consejo General de Educación por las particularidades propias del servicio educativo que presta, es una de las estructuras de Gobierno con mayor número en su planta de personal, registrando debido a ello un elevado volumen de trámites inherentes a solicitudes de licencias, tanto de corto como de largo tratamiento. Las licencias otorgadas en ese ámbito, repercuten en el normal funcionamiento de sistema educativo, por lo que deben extremarse los recaudos para conseguir un contralor eficiente y tempestivo y así regularizar las situaciones que se encuentran pendientes e imposibilitan al trabajador dependiente del CGE reincorporarse a su lugar de  trabajo una vez concluida su licencia”.

Agmer salió al cruce de la aplicación de ese decreto -a partir del 1° de abril-  y reprochó que modifica el Régimen Unificado de Licencias e Inasistencias y sus procedimientos- obvió totalmente no sólo los debates en el seno de la Comisión de Prevención de la Salud Laboral Docente conformada por el CGE con participación de Agmer, sino que pasó por alto discutir en ese ámbito un borrador de este decreto”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora