Las elecciones en el Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper) que se desarrollaron este jueves concluyeron con un resultado casi previsible: cinco de los seis directores que se presentaron a la reelección se impusieron en las urnas.

La única que no consiguió la reelección fue Viviana Sánchez, representante de los trabajadores del Iosper, que debió ceder su lugar en el directorio colegiado  Nancy Asselborn que se impuso en la elección. Asselborn se impuso por 27 votos. “Perdimos -aceptó Sánchez ante Entre Ríos Ahora-. Pero esto nos da más fuera para seguir, siempre controlando y mirando lo que esta gente hace. Vamos a ver cómo es la gestión de esta monarquía que se inicia en el Iosper”.

El gran ganador resultó Fernando Cañete, actual presidente de Iosper, que no tuvo inconvenientes en lograr la reelección: fue con lista única en el agrupamiento de empleados del Poder Judicial y el Poder Legislativo. Sánchez se había presentado como opositora a Cañete en la elección y denunció la injerencia de Cañete en beneficio de Asselborn, que terminó imponiéndose.

El Iosper es un directorio colegiado conformado por siete directores. Cinco consiguieron la reeleción:

  1. Fernando Cañete, en representación de los empleados legislativos y judiciales;
  2. Ricardo Bertonchini, que representa a la Federación de Jubilados y Pensionados de Entre Ríos, que también fue con lista única, ya que sus dos competidores fueron impugnados al no conseguir el aval del 3% del padrón;
  3. Fermín Beltzer, en representación de los policías, que se impuso sobre las otros cuatro candidatos con los que compitió:
  4. Adrián Gómez, que logró un holgado triunfo entre los municipales, y consiguió derrotar a la alianza conformada por Maximiliano Torres y Hugo Vásquez: consiguió 5.117 votos; sus competidores,  2.730.
  5. Fabián Monzón, de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), también consiguió imponerse con comodidad, luego del retiro de la elección de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).

La sexta directora será Nancy Asselborn, en representación de los empleados del Iosper; y la séptima, Adriana Hepp, que representa a los docentes, y que sucederá a Marcelo Pagani.

De ese modo, el directorio de Iosper, una prestadora de salud que tiene 300 mil afiliados y que al año mueve un presupuesto de $3.885 millones, tendrá apenas variantes en su conformación: sólo se integrarán dos caras nuevas: la Adriana Hepp y Nancy Asselborn. Los otros cinco lograron la reeleción.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.