El Jurado de Enjuiciamiento avanzó este lunes con el tratamiento de las recusaciones que formuló el juez de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Gualeguaychú, Carlos Alfredo Rossi, sobre cinco de sus integrantes –tres titulares y dos suplentes–, quienes deben juzgarlo por mal desempeño.

Con las denuncias ya unificadas, el Jurado debía resolver si abría o no el jury por mal desempeño contra el juez, pero antes hubo una presentación que parece retrasar la resolución de fondo: el magistrado recusó a cinco integrantes del Jurado, al considerar que en declaraciones a medios de la provincia adelantaron su visión en su contra.

Los recusados fueron: el diputado oficialista Diego Lara (hasta ayer presidente del órgano), el vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilio Castrillón; el senador oficialista Ángel Giano; el senador de Cambiemos, Roque Ferrari (suplente) y la diputada del FpV, Rosario Romero (suplente). Esta última ya se excluyó porque firmó la acusación elaborada por el bloque de legisladores del FpV.

Este lunes el Jurado tomó una decisión que, para algunos de sus integrantes, demorará los tiempos para juzgar al juez: que los jurados recusados sean reemplazados por sus suplentes y se conforme un nuevo Tribunal que deberá decidir si rechaza o acepta las recusaciones.

Sobre el juez Rossi pesan siete pedidos de jury, que el Jurado ya decidió unificar en un mismo expediente. Las denuncias censuran lo resuelto por el juez porque el 1º de julio de 2016, cuando otorgó la libertad condicional a Sebastián Wagner, desoyendo al Servicio Penitenciario, a la fiscalía y al Equipo Interdisciplinario del Juzgado, que desaconsejaban la medida. Actualmente, Wagner es el principal imputado del femicidio de Micaela García, la joven de 21 años de Concepción del Uruguay asesinada en Gualeguay.

En diálogo con Entre Ríos Ahora, el diputado Diego Lara explicó que todos los jueces recusados rechazaron las recusaciones. De igual modo, se decidió conformar una nueva integración del Jurado  para que defina si rechazan o aceptan dichas recusaciones. La decisión se dio por votación: fueron 4 votos a favor de un nuevo Tribunal, contra tres. El Jurado quedó presidido por el vocal del STJ, Daniel Omar Carubia.

En el caso de los representantes del Senado y Diputados fueron recusados tanto el miembro titular como el suplente, por lo que ahora ambas Cámaras deben designar nuevos representantes.

Nuevo Tribunal para resolver recusaciones


El Jurado de Enjuiciamiento está integrado por 7 miembros, tres en representación del Superior Tribunal, dos legisladores y dos abogados. Tras las recusaciones, el Jurado quedó de la siguiente manera: por el STJ están Daniel Carubia y Bernardo Salduna. Aquí el máximo tribunal entrerriano deberá designar un reemplazante de Emilio Castrillón –recusado-. Pueden ser Claudia Mizawak o Susana Medina de Rizzo.

En el Jurado, el Senado cuenta con un integrante titular y otro suplente, y en este caso ambos fueron recusados: Giano (titular-FpV) y Ferrari (suplente-Cambiemos). La Cámara Alta deberá sesionar para elegir un representante titular y otro suplente para sumarse al Jurado de Enjuiciamiento. La pregunta que cabe en este caso es ¿qué senador no firmó las denuncias contra el juez o emitió declaraciones que puedan ser motivo de recusación?

En Diputados la situación es similar: Lara (titular) y Romero (suplente) fueron recusados. El primero se opuso y la segunda se excluyó por haber firmado la denuncia con el bloque de legisladores del FpV. Ahora la Cámara Baja tendrá que sesionar y nombrar reemplazantes “no recusables” por el juez Rossi.

Los representantes del Colegio de Abogados de Entre Ríos, no fueron recusados. Sus representantes son Jorge Campos, y Roberto Behéran (titulares). Y Jorge Ricardo Moreira Ghiglione y Héctor Fidel Rodríguez (suplentes).

“Cada Cámara debe designar integrantes para el Tribunal”

El diputado Lara explicó la situación que se generó a partir de las recusaciones: “se ha dado una situación particular en el sentido que han sido recusados tres de los siete miembros y dos de los suplentes. Lo que debe hacer ahora el jury es integrar con siete miembros para resolver esos planteos de reacusación, por lo tanto debe reemplazar uno de los vocales recusados y los dos suplentes de los legisladores que también han sido recusados. Por lo tanto, cada Cámara deberá designar un titular y suplente para que integren el tribunal y resuelvan esas recusaciones”.

Consultado sobre si existe un plazo para que se resuelvan las recusaciones, el legislador dijo que no existe: “lo que la ley establece es el plazo para dictar la sentencia, para abrir la causa o no, en el sentido de si se admite la denuncia. Para formar causa son 60 días pero antes de eso hay que resolver si se rechaza o aceptan las recusaciones”.

En su descargo a las denuncias, Rossi adelantó que si el Jurado de Enjuiciamiento decide avanzar con el proceso en su contra, llevará su caso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), por entender que se viola la independencia del Poder Judicial y el debido proceso. Ante la pregunta sobre esta posibilidad, Lara argumentó que no se puede apelar la sentencia, porque es política; pero que sí se puede apelar si se violó el debido proceso y otras garantías.

“El fallo de los jury es un fallo de naturaleza política. Es inapelable porque es un fallo de naturaleza política. Ahora bien, lo que eventualmente puede ser revisado ante la justicia es lo que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha sentado doctrina, que es cuando un órgano político se aparta de los criterios que deben imperar en todo proceso: debido proceso, defensa en juicio, libertad de prueba, o cuando un eventual fallo es arbitrario, cuando carece de fundamento”, señaló Lara.

El senador Ángel Giano, por su parte, remarcó su postura en contra de que el Jurado conforme otro tribunal para resolver las recusaciones. “Planteé en minoría que había que resolver rápidamente con la mayoría de cuatro jurados sobre las recusaciones: admitirlas o rechazarlas. Es un caso que merece celeridad garantizando todas las garantías constitucionales”, dijo el senador y agregó que “es posible que a los nuevos integrantes en reemplazo de quienes hemos sido recusados los vaya a recusar y esto se transforme en algo dilatorio”.

Giano resaltó que cualquier legislador que integre el Jurado podría ser recusado: “estoy seguro, no digo todo, pero la mayoría algo dijo sobre el caso de resonancia. Es la que yo intenté evitar, pero primó quizás la postura procesal de querer integrar con los suplentes. En el caso nuestro de Senadores y Diputados hay que nombrar nuevos miembros titular y suplente”.

Al finalizar, el senador por Concordia resumió su postura: “me parece que esto va a dilatar el proceso, proceso que debe resolverse por el voto del jurado y en el menor tiempo posible porque hay que transmitirle a la sociedad si hubo o no mal desempeño del juez Rossi”.

 

 

 

Gonzalo Núñez

Especial para Entre Ríos Ahora.