La abogada María Inés Frank expuso en el Senado contra el proyecto de legalización del aborto, como antes lo había hecho ante el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados. En la Cámara Alta, esta especialista en Ciencias Políticas que fue designada por el arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, para coordinar una comisión para abordar el escandaloso asunto de la pedofilia, luego de la dura condena por abusos que recibieron dos curas –Juan Diego Escobar Gaviria y Justo José Ilarraz- dijo que el texto con media sanción de Diputados resulta “seriamente contradictorio: otorga determinados derechos por un lado y los elimina sin reparo más adelante. Al mismo tiempo, muchos de los firmantes de este proyecto, han dicho que no quieren el aborto pero han votado la media sanción de uno de los textos más abortistas del mundo entero”.

Puiggari utilizó a Franck como escudo ante el escándalo de los abusos. La envió un domingo a Lucas González para tantear el terreno, antes de viajar él mismo a entrevistarse con víctimas y sus familias, a quienes les prometió un perdón que nunca llegó. Fue un mes después de que la Justicia condenara a 25 años de prisión al cura Escobar Gaviria. El jueves 5 de octubre de 2017, sonó el teléfono de Silvia Muñoz, mamá de R, el nene de 12 años que se constituyó en el primer denunciante de los abusos del cura. Del otro lado, la abogada María Inés Franck, licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, licenciada en Derecho Canónico, secretaria académica de la Facultad Derecho Canónico de la UCA, integrante de la Comisión Arquidiocesana de Protección a los Menores, el órgano creado por la Iglesia de Paraná para dar respuestas a la grave problemática de los abusos por parte del clero.

Franck acordó ir en representación de Puiggari a Lucas González. Llegó el domingo 8 de octubre, pasada la mediamañana, en colectivo. Y se entrevistó con Silvia Muñoz y Nancy Ruiz Díaz, dos de las mamás de víctimas del cura Escobar Gaviria. El encuentro se extendió entre las 11 y las 13,30, y al final la reunión hubo una evaluación satisfactoria.

“La mandó Puiggari porque él, por problemas de compromisos que tenía, no podía venir. Nosotros le habíamos insistido a Puiggari para que ese pedido de perdón que hizo lo hiciera extensivo a las víctimas, y que además viniera a nuestra iglesia de Lucas González, y se reuniera con nosotros. Fue una reunión extensa que tuvimos”, contó Silvia Muñoz.

Nunca hubo nada de eso, claro.

Ahora, en el Senado, la abogada Franck es la voz de los sectores “pro vida” que rechazan la legalización del aborto. Dijo que la iniciativa pretende “garantizar el derecho de las mujeres al aborto, cuando ningún tratado internacional suscripto por la Argentina estipula el derecho al aborto. Es más, la Constitución Nacional, la mayor parte de las constituciones de las provincias, los tratados de derechos humanos suscriptos por Argentina y el Código Civil y Comercial reconocen y protegen el derecho al respeto de toda vida desde la concepción y otorgan a la persona por nacer el estatus de persona”.

 

La abogada de la Iglesia de Paraná, que es porteña, expuso en el Senado ante un entrerriano.

Fue en el marco de las audiencias que arrancaron este martes 10 para debatir el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo que cuenta con media sanción del Senado.

Las audiencias se celebrarán todos los martes y miércoles hasta que el 1° de agosto, cuando un plenario compuesto por las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales y Asuntos Constitucionales emita dictamen, para que una semana después se resuelva el tema en el recinto.

La lista de expositores que incluye a abogados, médicos, psicólogos y exfuncionarios fue consensuada por los presidentes de las tres comisiones, Mario Fiad (Salud), Pedro Guastavino (Justicia y Asuntos Penales) y Dalmacio Mera (Asuntos Constitucionales), y está previsto que el martes 24 de julio expongan el actual ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, y el exministro del área Ginés González García.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.