Se llama María Elena Basso, es concejal en Seguí por Cambiemos -en realidad, fue la coalición que la sentó en su banca, pero luego formó bloque unipesonal, Avancemos Seguí-, un municipio que gobierna el peronista Cristian Treppo, un intendente que ha sido denunciado por la oposición, denuncia que luego se les volvió en contra a los denunciantes.

Pero el tema es la concejal Basso.

La concejal Basso justificó toda agresión a una mujer según cómo vaya vestida por la calle. Si usa shorcito -“yorcito”, tradujo la dirigente de Cambiemos, en un peculiar anglicanismo- es probable que sea agredida. Y que eso está bien.

“La que lleva este tipo de yorcito que se atenga -otra vez, la grosera falta de ortografía: “abstenga”, puso Basso- a las consecuencias. Y después piden respeto!!! Si te tocan el tuje (la cola) ni griten, porque lo provocas vos misma”, escribió en una red social la concejal.

Si hay abuso, acoso o violación, y la mujer va vestida con un código de vestimenta que según la concejal de Cambiemos no sería “decente” todo se justifica. De acuerdo al código moral de la concejal de Seguí, “una mujer digna no viste de esa manera”.

En su muro de Facebook la edil cosechó 64 comentarios, y una forista le hace notar que “las nenas de hoy lo usan” a esos shorcitos”. Ante esa observación, Basso responde: “Esas nenas son las que reclaman derechos. Derechos de que? Si al exponerse así pierden dignidad y dejan de ser mujeres, terminan siendo unas prosti… Aunque te rías yo no puedo identificarme como mujer”. Y fue por más: “Mujer con dignidad se lleva las cinco letras completas, no cuatro”.

Antes de ser concejal en Seguí, Basso fue peluquera, y al parecer el oficio y la concejalía le han aportado la sapiencia suficiente como para ubicar a las mujeres en distintas categorías, según cómo vistan. “Si sos mujer con mayúscula no ataques donde más duele, saber ubicarse es la forma de saber vestir y saber callar en ciertos momento, las mujeres contienen todos los derecho y maltratar al hombre. Sobre todo (que) no haya abuso en todos los sentidos. Mujer no es sólo aquella que parió un hijo no confundamos. Las mujeres se destacan con dignidad y sobriedad de mujer. No confundamos, todo tiene un lugar y círculos social como podés vestir lo digo por experiencia. El respeto se lo gana”, escribió en su red social la edil, tropezándose con la ortografía.

“Yo no avasallo contra nadie simplemente es opinión como mujer y no mezcles la política aquí estamos debatiendo puntos de vistas de ciudadanía y creo que me ocupo demasiado estar al servicio del pueblo o que pensas que estoy al Pepe todo el día, sólo buscó la moral que no existe a ti te gustaría verla a unas de tu unas con medias nalgas afuera ? Creo que si por tu reacción el derecho comienza desde donde respetamos . Por mi que vistan como quieran pero los lamentos luego no valen lo mismo pasa con el usuario de las motos no hay forma para regular la imprudencia de los jóvenes. Desde mi opinión que se haga la voluntad de tata Dios. Por no decir otra cosa y las leyes mal hechas padres desubicados que después los lloran. Ya es tarde para arrepentirse”, posteó la edil a partir del mismo comentario. 
En su muro de Facebook se declara ferviente católica, opositora al aborto, replica comentarios del líder carapintada Aldo Rico y se permite burlarse del presidente Mauricio Macri, líder de su partido. Y en ocasiones, se entretiene comentando los modos de vestir de las mujeres y su relación con las situaciones de acoso, violación o femicidios. Aunque ella minimiza sus posturas extremas con un justificativo a su medida: “Sólo busco la moral”.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.