La Costanera de Paraná luce distinta con la nueva disposición de la luminaria que embellece y brinda mayor seguridad a la zona para la gran cantidad de personas que concurren diariamente de paseo o con el simple motivo de realizar algún tipo de deporte.

Desde hace unos meses el Municipio ha encarado distintos trabajos en este sector de la ciudad por medio de personal de Alumbrado Público. Tareas que consistieron en el reemplazo de viejos aparatos por modernos con tecnología led y reparación de otros.

La actual gestión se encontró con un problema en la zona costera y se centraba en que los sistemas lumínicos no se fabrican más y el arreglo implicaba elevados costos. Por eso se optó por suplantarlos por estos dispositivos mucho más eficientes y duraderos.

En este tiempo, la Comuna ha invertido más de 10 millones de pesos para la nueva instalación de leds en casi toda la zona de la costanera, desde el Puerto Nuevo hasta la plaza Le Pettit Pisant. A lo largo de Avenida Laurencena, en zona del Puerto y plazas se renovaron más de 250 viejas y en su lugar se colocaron leds que generan menos gastos de consumo eléctrico.

En el tramo de Laurencena, entre Güemes y Avenida Estrada, se cambiaron 90 unidades tradicionales de mercurio halogenado de 250W por artefactos led de 226W. En el sector del puerto, entre calles y diversos espacios verdes, se sustituyeron 80 focos de sodio de 250W por modernas lámparas de 136W. En la “Nueva Costanera” y zona de barandas reemplazaron luminarias de sodio de 100W por leds de 65W (85 nuevos aparatos). También para brindar mayor seguridad y mostrar su imponente atractivo durante la noche, se aplicaron reflectores hacia las barrancas. Fueron un total de 30 aparatos de 400W de mercurio halógeno.

La modernización y ampliación de la red luminaria continuará durante estas semanas y las labores también se extenderán hacia los sectores de Costanera alta y media.

En tanto, el Municipio continuará con la implementación de luces led en distintos puntos de la ciudad ya que Paraná será uno los beneficiados del programa “Mi Ciudad Led” que impulsa Enersa en toda la provincia. El plan que tendrá por objetivo mejorar la seguridad de los espacios públicos optimizando el uso de las redes y la eficiencia energética de las luminarias destinadas al alumbrado público, consistirá en el recambio de 50 mil lámparas.

En el marco de la restauración de los espacios que embellecen la ciudad, personal municipal intervino en las fuentes de toda la ciudad. Una de ellas fue la emplazada en la costanera baja. Además de la limpieza general, renovación de filtros y otros detalles, en la fuente luminosa se colocaron luces de cinco colores distintos, dando así un mayor aspecto llamativo y resaltando su forma de “barco”, propósito con el cual fue diseñada.