La demanda económica que deberá enfrentar el Arzobispado de Paraná por los abusos cometidos por el cura Juan Diego Escobar Gaviria es varias veces millonaria.

En una primera fase de mediación –el camino obligado antes de llegar al  juicio–, celebrada este viernes 17, en Nogoyá, los representantes de la curia, el abogado Mario Martínez y el contador José María Ríos, se enteraron de cuál es el monto de máxima que planteó el abogado Mariano Navarro, que fue querellante en representación de las víctimas durante el juicio que se desarrolló en agosto último en el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay, que se cerró con una condena a 25 años de prisión para Escobar Gaviria.

La demanda civil fue presentada ante el Juzgado Civil y Comercial Nº 1 de Nogoyá, a cargo de Américo Daniel Luna. Pero el paso previo fue la mediación. La primera audiencia de mediación con los dos primeros casos se hizo este viernes, con los mediadores Andrés Martín Galizzi, primero, y Daniel Alejandro Galizzi, después.

De la audiencia participaron los abogados de Escobar Gaviria, que está demandado junto al Arzobispado de Paraná. Pero la presencia de Juan Pablo Temón, Milton Ramón Urrutia y María Alejandra Pérez fue discreta: casi no tuvieron intervención durante la audiencia de mediación, que concluyó en un cuarto intermedio hasta el 15 de diciembre.

La Iglesia pidió que también sea demandada la Asociación Clerical Cruzada del Espíritu Santo, la orden religiosa a la que pertenece Escobar Gaviria. De ese modo, un eventual resarcimiento económico al que accederían las víctimas de los abusos sería afrontado, en partes iguales, con recursos que deberán aportar Escobar Gaviria, su orden religiosa, la Cruzada del Espíritu Santo y el Arzobispado de Paraná.

El cálculo del resarcimiento económico –la demanda civil siguió a la causa penal, que se cerró con una condena a 25 años de prisión, que no está firme, por cuanto fue apelada ante la Cámara de Casación Penal– se hace en base al valor, que está fijado hoy en $10 mil. Hay dos operaciones aritméticas diferentes para uno y otro caso. Aunque faltan todavía dos casos más con demanda en trámite. Eso $10 mil de base se multiplican por varias centenas, aunque el abogado Navarro no quiere dar a conocer la cifra exacta del reclamo, que ya fue puesta en conocimiento de los representantes de la Iglesia, en la audiencia del viernes.

El 13 de diciembre, cuando se vuelvan a ver las caras, se aguarda que a la mesa de mediación estén sentados, también, representantes de la Cruzada del Espíritu Santo, y entonces sí se podrá dilucidar de qué modo harán frente a los reclamos resarcitorios. “Para ellos es muchísimos más fácil arreglar en mediación y no ir a un juicio, porque todo les va a resultar más caro”, dice el abogado Navarro.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.