La diputada provincial justicialista Carmen Toller -que fue tras veces intendenta de Villa Paranacito, en el departamento Islas- ha resuelto embanderarse detrás de la defensa “de las dos vidas”, y viene batallando en forma pública contra el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados y que ahora debate el Senado.

Proyecto Interrupción Voluntaria Del Embarazo by Entre Ríos Ahora on Scribd

Lo hace en ocasiones con algunos sofismas. En un video que posteó en su muro de Facebook el 8 de junio último, se refirió a la supuesta prohibición de objeción de conciencia para los profesionales de la salud que contemplaría el proyecto. Desconociendo el proyecto de ley, Toller señaló que si consiguiera aprobación en el Congreso de la Nación, no se respetaría “la objeción de conciencia de los trabajadores de salud. Se les dice que si no se respetan el aborto, van a a ser sancionados, van a ser despedidos de su trabajo”.

En realidad, la iniciativa que está en tratamiento del Senado dice así: “El/la profesional de la salud que deba intervenir de manera directa en la interrupción voluntaria del embarazo tiene la obligación de garantizar el acceso a la práctica y no puede negarse a su realización. El/la profesional mencionado/a en el párrafo anterior sólo puede eximirse de esta obligación cuando manifestare su objeción previamente, de manera individual y por escrito, y la comunicare a la máxima autoridad del establecimiento de salud al que pertenece”.

Toller participó el domingo último de la misa convocada por la Iglesia en la Basílica de Luján, en la que se hizo pública la postura del clero contra la legalización del aborto. Fue hasta Luján, según explicó,  a pedirle a la Virgen “que ilumine a los legisladores”. Y agregó: “Tenemos una intercesora hermosa que es nuestra Madre. Con ella tenemos un atajo para llegar a Dios. Ir a pedirle a Dios por los legisladores es lo mejor que podemos hacer”.

El esposo de Toller es el exsenador provincial Eduardo Melchiori, el mismo que en 2012 presentó un proyecto de ley para prohibir toda práctica de aborto en Entre Ríos, incluso la que está legalmente permitido por el Código Penal, desde 1921.

Proyecto aborto Melchiori by Entre Ríos Ahora on Scribd

“Argentina es un país que ama la vida, que cree profundamente que la vida es un don y que nadie tiene derecho a quitarla”, dijo Toller en una entrevista que concedió a FM Corazón, la radio de la curia de Paraná.
Y a tono con ese pensamiento, sostuvo que “como diputada propuse que el Estado Provincial se haga cargo de situaciones con las que no trabaja. El Estado no se ha hecho cargo de las mamás que no quieren abortar o de las que sí quieren hacerlo y están mal. ¿Quién lo está haciendo? La iglesia ¿A través de quién? De Grávida y otras ONGs. El Estado no atiende ese sector de la sociedad que es vulnerable y necesitado”.

Por otro lado, pidió respeto y tolerancia social para los que piensan diferente. “Yo uso el pañuelo celeste todo el tiempo incluso en reuniones con otros funcionarios, pero siempre convencida de la importancia que tiene el respeto hacia todos, y con más sentido a los que piensan diferente”.

Finalmente sentenció “el aborto es un drama. No es ninguna solución es una cadena de dramas. Vuelvo al punto inicial. Cada uno en su lugar, puede generar un posicionamiento activo y genuino. Yo pienso como legisladora en el lugar que Dios me puso. Lo importante es avanzar del debate teorico y comprometernos activamente con la defensa a las dos vidas”.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.