Si necesitaba un elemento más de complejidad el proceso electoral en el Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper), se dio este viernes por la tarde: la vía judicial para tratar de aplazar las elecciones para renovar el cuerpo colegiado de siete directores, previstas para el jueves 5 de julio.

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) acudió con un recurso de amparo y una medida cautelar por la que pretende que las elecciones queden suspendidas hasta que se subsanen una  serie de irregularidades: la conformación de la Junta Electoral  -que no habría respetado la normativa respecto a su integración-, las impugnaciones a candidatos -el principal, Fabián Monzón de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN)- y la sospecha respecto a que habría favoritismos hacia determinados candidatos.

“Estamos preocupados por las irregularidades y las barbaridades que está cometiendo esta Junta Electoral”, dijo este viernes Oscar Muntes, titular de ATE, quien además anunció que el gremio se retiró de las elecciones “porque no queremos convalidar el fraude”. Y agregó que “hay un único responsable de este fraude, que es el directorio de la obra social, que ha monopolizado toda la política que se lleva adelante en este proceso electoral”.

De los siete actuales directores, seis van por la reelección: Fernando Cañete, Ricardo Bertonchini, Adrián Gómez, Viviana Sánchez, Fermín Beltzer y Fabián Monzón. El único que no renueve es Marcelo Pagani, que asumió en noviembre de 2017 al frente de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer). Dos de los que van por la reelección no tendrán oposición: Cañete y Bertonchini.

La Junta Electoral oficializó a 16 de las 18 listas que se presentaron.

Entre ellas, la de ATE, que decidió dar un paso al costado y presentarse a la Justicia.

La medida cautelar la tramita la jueza Gisela Schumacher, de la Cámara Contencioso Administrativa.

Claro que la magistrada no resolvió nada, de momento. Sólo corrió traslado del incidente a la Fiscalía de Estado para que se expida en un plazo de tres días corridos.

De modo que el planteo de ATE no tendrá resolución judicial antes del lunes. Sin mandamiento de la Justicia, la Junta Electoral dispuso seguir adelante con el proceso electoral por cuanto, según dijo el presidente Pablo Testa, un eventual aplazamiento de las elecciones sólo lo puede disponer el gobernador Gustavo Bordet.

Y de darse una postergación, la nueva convocatoria ocurriría ya en agosto, después del receso invernal que mantendrá cerradas las escuelas, los lugares de la votación.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.