barbi1El ex interventor kirchnerista de Fabricaciones Militares (FM), Santiago Juan Rodríguez, y su esposa y ex jefa de asesores, Bárbara María Grané, oriunda de Gualeguaychú y prima y Germán Grané, funcionario del gabinete del gobernador Gustavo Bordet, fueron imputados por supuesta defraudación a la administración pública.
El fiscal federal Eduardo Taiano hizo un requerimiento para que se investigue la gestión de 2011 a 2015 del matrimonio militante de La Cámpora y sus gastos, entre los que figura un viaje al Festival de Cine de Cannes en Francia “para entender la industria cinematográfica”.
También planteó que se esclarezca si montaron “una cueva de tuiteros K” -según la denominó el fiscal Guillermo Marijuan en la denuncia original- que tendría “treinta lugares de trabajo” y habría funcionado en el piso 11 de la sede de FM ubicada en la calle Azopardo 54.
os viajes al exterior de Rodríguez y su esposa, más otros directivos de FM en ocasiones, costaron en total unos 876.603,56 dólares, según el requerimiento, destacándose dos visitas del matrimonio solo a China y a Colombia, por 44.085 y 6.665 dólares respectivamente.
Taiano hizo hincapié también en la contratación de nuevo personal, que casi se duplicó al pasar de 603 empleados en 2011 a 1.151 en 2015, sobresaliendo la nómina de la Gerencia de Comunicación, Relaciones Institucionales y TIC’s a cargo de Grané, que pasó de cinco a 40 personas.
Además señaló “el pago de derechos de autor”, unos 88.100 pesos, “a la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (Sadaic), por el uso de dos canciones, una perteneciente a Sandro”, destinados a cortos publicitarios, y el pago de 6.000 pesos por “el alquiler de un perro para un spot publicitario que jamás habría sido difundido en los medios de comunicación”.

El dictamen, recogió la versión de la denuncia original acerca de que “la agrupación política La Cámpora habría tomado el control” de FM en 2011 con “la designación como interventor de Santiago Juan Rodríguez, economista, de 34 años y de escasa experiencia en la dirección de empresas”.

Y recalcó que el interventor “habría escogido como Directora de Comunicaciones, Relaciones Institucionales y TICs a su actual esposa, Bárbara Grané” a la que en 2013, además, nombró también como su “jefa de asesores”.
Rodríguez, a la vez, se desempeñó como Secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa del Ministerio de Defensa.

Bárbara Grané y Santiago Rodríguez.

Bárbara Grané y Santiago Rodríguez.

Taiano solicitó al juez federal Julián Ercolini que requiera “los balances contables” de FM entre 2011 y 2015; se determine “la ubicación actual donde se encuentra actualmente la totalidad del equipamiento audiovisual” -un drone, cámaras, lentes-, y los testimonios de cuatro empleados de planta.

El fiscal puso de relieve que FM, tras el paso del matrimonio, “tiene 120 millones de pesos aproximadamente de deuda exigible, devengada en el año 2015, que todavía no se pagó, y otros 120 veinte millones contraídos en el año en curso, adquiridos en 2015”.

QUIÉN ES.
Bárbara María Grané comparte apellido y ciudad de origen, Gualeguaychú, con el secretario de Gobierno del gabinete de Gustavo Bordet, Germán Grané.
Germán Grané integra el Ministerio de Gobierno, que preside Mauro Urribarri, aunque es de perfil muchísimo más bajo que su prima, Bárbara María Grané.

Bárbara y Germán son primos, entonces.

Bárbara es hija del médico otorrinolaringólogo Daniel Grané, tío del funcionario del gabinete del gobernador Gustavo Bordet. La familia de Bárbara, un personaje que se volvió mediático en las últimas horas, vive frente a la Plaza San Martín, en Gualeguaychú.
La mujer, de 34 años, ganó fama en los medios nacionales en las últimas horas luego de que se conocieran los gastos extravagantes que hizo desde su cargo de gerente de Comunicaciones de Fabricaciones Militares, puesto al que llegó de la mano de su marido, Santiago Rodríguez, exinterventor en ese organismo durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Ambos, además, militantes de La Cámpora, con sueldos de entre $30 mil y $60 mil.
Bárbara Grané, oriunda de Gualeguaychú y militante kirchnerista, pero sin la más mínima experiencia, fue nombrada directora de Comunicación, Relaciones Institucionales y TIC’s en Fabricaciones Militares, desde donde se ganó el apodo de “emperatriz” por sus caprichos, que incluían salmón en el almuerzo y un chofer a su disposición durante las 24 horas del día. También ordenó que el uso de la cafetería fuera exclusivo para la militancia. Y, literalmente, se cansó de viajar al exterior.
El periodista Luis Gasulla, en su sitio Periodismo y Punto, se ocupó el 19 de febrero de la “Emperatriz”.
Barbara, la joven mujer del director camporista, desde 2013, Santiago Rodríguez, llegó a ser la tercera en orden jerárquico de toda Fabricaciones Militares, sin título, sin capacidades que la habiliten para tal puesto, escribió Gasulla.
En el año 2014, escribió Gasulla, Fabricaciones Militares pagó el viaje al Festival Internacional de Cine de Cannes, a una comitiva de 5 personas, entre los que se encontraban Barbara María Grané y un fotógrafo que había sido su novio, Leonardo Muzzopappa. La finalidad del viaje era empaparse de conocimientos sobre cine, para realizar luego una película sobre Fabricaciones Militares, que nunca rodaron.
Los pasajes y viáticos de este viaje, fueron imputados a la cuenta viáticos, lo que abultaba el gasto en personal de manera notoria, uno de los mayores problemas del presupuesto de FM. La empresa hace años que no presenta balances, pero estos gastos están en las imputaciones sobre las partidas presupuestarias. Toda la empresa se enteró de la asistencia al Festival, porque en medio del cepo, fueron capaces de conseguir los euros para asistir a Cannes. Leonardo Muzzopappa se encargaba de enviar las fotografías a su novia, del área de comercialización, de Barbara Grane, con varios directores de cine, estrellas y personajes presentes, siendo estos hechos los que le darían la experiencia para rodar en Argentina sobre FM.

Se suma además el pago de derechos de autor a SADAIC, por el uso de la canción “Rosa, Rosa” de Sandro, nadie sabe para qué. Y hay un expediente por pagos a SADAIC por el derecho de varios temas. Existe un expediente en la Sociedad de Autores, de los temas sobre los que FM pago derechos y nunca se vieron reflejados en ninguna publicidad.
Todo con dinero del presupuesto de Fabricaciones Militares para experimentos cinematográficos que nunca se llevaron a cabo, una compañía deficitaria que no produce municiones, ni chalecos ni nada de lo que sus objetivos de existencia demandan.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.