La Iglesia Católica de Paraná decidió sumarse a la campaña de recolección de firmas contra el protocolo de aborto que aprobó en agosto pasado el Ministerio de Salud.

La iniciativa, que empezó motorizada por grupos marginales dentro del integrismo católico, como la Red Familias Entrerrianas, ahora fue tomado oficialmente por la curia: la radio del arzobispado, FM Corazón, habló del tema con una entrevista a uno de los impulsores de la iniciativa, con una entrevista al activista de derecha Álvaro Miquere.

“Como consecuencia de la implementación del protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal de embarazo en Entre Ríos, se están juntando firmas a favor de la vida”, indicó la radio de la curia.

En la entrevista  Miquere explicó  que “estamos sorprendidos de la cantidad de personas que se acercaron para sumar su voz a favor de la vida”.

Y que católicos de de 36 localidades de la provincia de Entre Ríos firmaron un petitorio dirigido al gobernador Gustavo Bordet y la ministra de Salud, Sonia Velázquez (erróneamente se la menciona como “Sonia Vásquez”) “con el objetivo de derogar el protocolo”.

Miquere subrayó que “estamos recolectando firmas en toda la provincia. Cuando nos enteramos que se había aprobado este protocolo pensamos en acciones concretas. Lo publicamos en las redes sociales, y empezaron a sumarse de toda la provincia. En total 36 localidades. Ahora están trayendo a Paraná las firmas recolectadas en el interior”.

La intención, puntualizó, es “entregar este petitorio antes de las elecciones. Y por eso se hizo todo tan rápido. Se van a presentar, por un lado en Gobernación y a la ministra de Salud de la provincia quien adhirió a este protocolo. También al Defensor del Pueblo. Se solicitó una audiencia, pero todavía no tuvimos respuesta. Vamos a seguir insistiendo”.

Miquere forma parte de una logia católica que ha rechazado desde antes, no de ahora, el protocolo de aborto que había aprobado el Ministerio de Salud de la Nación en 2015. Junto a los grupos Argentinos por la Vida y Red de Familias Entrerrianas rezaba frente al Hospital San Roque, lugar donde los antiabortistas aseguran que desde siempre se practican abortos. Uno de los grupos más radicalizados, Martillo de Herejes, llegó incluso a realizar pintadas en el centro asistencial del Estado.

“Lo que estamos haciendo es venir a rezar el rosario para pedir que se terminen los abortos que se están practicando en el hospital que, como bien sabemos, atentan contra el derecho a la vida de todo ser humano”, señaló Miquere en 2015, al ser consultado por el sitio Telaraña. 

Miquere, recordó la publicación, se presentó como tercer precandidato a concejal en la lista del cardiólogo ultracatólico y ex PPR César Pazo, que compitió por la intendencia de Paraná dentro del frente Unidos por una Nueva Alternativa (UNA). El joven además milita en las huestes de la Fraternidad San Pío, una organización católica tradicionalista y retrógrada con tintes fascistas. Miembros de este grupo fueron, por ejemplo, quienes interrumpieron en 2013 una ceremonia que católicos y judíos realizaban en la Catedral de Buenos Aires por el aniversario de “La Noche de los Cristales Rotos”, señaló Telaraña.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.