Sólo los santos de la Iglesia Católica, y ahora una jueza entrerriana, Claudia Mónica Mizawak, han demostrado gozar del don de la bilocación, esa peculiaridad propia de las gentes que estáen los altares, y según la cual es posible la presencia simultánea de una misma persona en dos lugares diferentes.
O al menos eso han hecho notar este miércoles por la noche los diputados del frente Cambiemos en la Cámara Baja, durante el debate en el que se intentó llevar a juicio político a la titular del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Claudia Mónica Mizawak.
El santoral recuerda a muchos. el Papa San Clemente, San Francisco de Asís, San Antonio de Padua, Santa Ludwina, San Francisco Javier, San Martín de Porres, San José de Cupertino, San Alfonso de Ligorio, San Juan Bosco y, el más célebre, el beato Padre Pío de Pietrelcina.

Todos ellos han protagonizado el milagro de la bilocación: en dos lugares distintos al mismo tiempos.

A ellos, desde el mundo terrenal entrerriano se agregaría la presidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ), incluida en el operativo salvataje a través del cual los diputados del Frente para la Victoria (FPV) la pusieron a resguardo de un proceso de juicio político por mal desempeño de su función.
Aunque bien podría decirse que en Mizawak no se relaciona con ningún asunto celestial, sino más bien  con un asunto más pedestre, el afán viajero de la magistrada, apodada sarcásticamente “la reina de los viajes” por el suspendido titular de la Sala Penal del STJ, Carlos Chiara Díaz, en el fuerte debate que se instaló en la provincia en torno al uso discrecional, y caprichoso, de los fondos públicos del Poder Judicial para asuntos privados.
Los diputados de Cambiemos, al parecer agnósticos en asuntos de la fe, hicieron notar esa cualidad de bilocación de Mizawak como propia de un manejo irregular de los fondos públicos. “Del entrecruzamiento y organización de los valiosos datos obtenidos, se prueba que Mizawak se ha ausentado de la jurisdicción, percibiendo mayores viáticos a los necesarios, efectuado viajes incluso al exterior del país y ha estado en su despacho suscribiendo resoluciones, providencias y/o sentencias, todo eso en un mismo, único e idéntico día. Esta superposición de actos, hechos y actividades de imposible ocurrencia en un mismo día en diferentes lugares, habla a las claras de un patrón estructural de inconductas y estafas sistemáticas, reiteradas cometidas por la mismísima representante del Poder Judicial”, dice el dictamen en minoría de Cambiemos.
Más ejemplos de bilocación: del 24 al 26 de agosto de 2010 Mizawak cobró viáticos para viajar a Buenos Aires, y el mismo 26 de agosto de 2010, sorpresivamente, se registra su ingreso al Brasil desde Puerto Iguazú. Según los registros de Migraciones, el mismo día volvió a ingresar a Argentina. O sea,en un lapso de 24 horas, estuvo en Buenos Aires, Puerto Iguazú y alguna ciudad de Brasil, retornando el mismo día.
Cambiemos anotó varios ejemplos de bilocación de la jueza.
a) el 7 de mayo de 2015 firmó un amparo en la causa “Chesini c/Iosper. Amparo, siendo que entre el 7 y el 9 de mayo de 2015 había viajado a Buenos Aires, con viáticos incluidos;
b) el 12 de mayo de 2015 firmó otro amparo contra Iosper, pero ese mismo día debía estar en Nogoyá;
c) el 14 de mayo de2015, otro amparo contra Iosper, aunque según registros del Poder Judicial, del 13 al 15 de mayo de 2015 percibió viáticos para viajar a Neuquén.
d) el 30 de septiembre de 2015 firmó dos amparos contra Iosper, siendo que se hallaba en España desde el 25 de septiembre de 2015 hasta su regreso el 12 de octubre del mismo año.
Los diputados de Cambiemos en la Comisión de Juicio Político no vieron en esos hechos la certeza de un milagro atribuible a Mizawak sino más bien la concatenación de una serie de irregularidades. Así, dijeron que ese proceder “desnuda un desapego absoluto por la rectitud y la legalidad cometido por Mizawak, desnuda una falsedad ideológica en grado de evidencia que provoca una inexorable nulidad de la resolución o la sentencia que cuenta con la firma de Mizawak en esas circunstancias y un inescrupuloso accionar de la máxima magistrada”.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.