Las intensas lluvias que se registraron este domingo en Paraná y gran parte de la provincia produjeron anegamientos en barrios barrios y el ingreso de agua a las salas del Servicio de Guardia del Hospital San Roque.

De acuerdo al registro que publicó el sitio Mundo Rural, en Paraná hasta el mediodía habían llovido 86 milímetros, y la gran cantidad de agua caída en tan poco tiempo generó complicaciones.

Los propios trabajadores de la Guardia del Hospital San Roque filmaron un video que luego se viralizó en las redes sociales.

Desde Salud indicaron que el problema en el San Roque se produjo por falta de adecuado funcionamiento de los sistemas de desagües derivado de una deficiencia estructural en el principal centro de referencia en atención sanitaria materno infantil de la provincia.

“Hay un arroyo que cruza por debajo del hospital, y como crece el arroyo, no deja que el agua el agua que sale por los sistemas de desagües pueda fluir con normalidad”, indicaron fuentes del Ministerio de Salud.

“Hay problemas estructurales que hacen que los sistemas de  desagües no resistan este tipo de fenómenos. No pueden funcionar los desagües, y encima el agua brota desde abajo”, dijeron.

Ante la consulta puntual de Entre Ríos Ahora, el director del Hospital San Roque, Marcelo Itharte, dijo que el problema de filtraciones fue solucionado, y “la Guardia volvió a atender con normalidad”.

El hospital Materno Infantil San Roque de Paraná es el efector de referencia para los chicos y las madres en la provincia. Recibe aproximadamente 127.000 consultas pediátricas anuales, teniendo en cuenta que por guardia ingresan unos 150 pacientes por día y por consultorio se atienden unos 200 diarios. Además, posee 25 especialidades médicas, que dan respuesta a las distintas patologías y tratamientos, y se realizan unos 3.000 partos anuales.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos  Ahora.