Iván Resnitzky no pasó un Día del Padre con tranquilidad. Estaba en su trabajo cuando a las 4 de la mañana  su mujer lo llamó de urgencia: la vivienda que el Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV) les entregó en Villa Domínguez, a 180 kilómetros de Paraná, en departamento Villaguya, hace menos de un mes no soportó el aguacero del fin de semana y comenzó a filtrar agua.

No fue la única. Algunos vecinos, la pasaron peor. Las críticas de los vecinos apuntan primero a la empresa constructora.

“Estas son las casas que con tanto entusiasmo esperamos los beneficiarios, tanta ilusión para que a la primera lluvia se arruine todo!! Espero (que) los responsables den una pronta solución aunque ya se hicieron los reclamos pero hasta el momento no se hizo presente nadie! Puedo entender un error en la construcción pero las 10 casas iguales. Lo más triste de todo es cómo se cagaron en la gente por que bien sabían que las casas se llovían por que las arreglaron para la entrega”, posteó en su muro de Facebook el domingo 16.

Efectivamente, en mayo último el IAPV hizo entrega de un total de 10 unidades habitacionales  en Villa Domínguez, incluidas en el Programa Primero Tu Casa, que fueron ejecutadas  y financiadas a través del organismo provincial. Allí estuvieron el titular de IAPV, Marcelo Casaretto, el intendente de Villa Domínguez, y, entre otros, el coordinador de Gerencias, Manuel Valiero.

El día e la entrega, Casaretto aseguró que “la inauguración de nuevas viviendas es un hecho trascendental en la vida de una comunidad, que ayuda a lograr el arraigo de la gente que ha decidido vivir, formar su familia y llevar su proyecto de vida en su lugar de trabajo. Es una decisión de este gobierno provincial, que trabaja en cada rincón de la provincia para construir una sociedad más justa”.

El funcionario  felicitó a los vecinos y resaltó el esfuerzo que representa llegar a la casa propia, compartiendo la emoción que “tienen estas  diez familias, que van a poder criar a sus hijos y tener una vida digna, eso nos llena de orgullo, ya que cada día ponemos todo el entusiasmo en tener una mejor provincia, y esta concreción nos da ganas de seguir trabajando”.

Sobre la puesta en marcha del programa provincial de viviendas Primero tu Casa,  Casaretto subrayó que “es un hecho muy importante ya que después de más de 20 años la provincia vuelve a tener una política propia en esta materia y, de esta manera, poder darle respuestas a tantas familias que lo necesitan” y puso  de manifiesto “el compromiso  de seguir construyendo más viviendas en Villa Domínguez, para que cada vez más habitantes sean los beneficiados y puedan cumplir con el sueño de tener un techo propio”.

Un hecho paradójico. En aquella ceremonia de entrega de las viviendas de Villa Dominguez, Soledad Castellano y su esposo Iván Resnitzky junto a su hija Dulce, afirmaron “sentir una gran felicidad porque era un sueño que teníamos desde hace mucho tiempo, el poder darle a nuestra pequeña una casa propia en la cual crecer sana y feliz”

Las unidades habitacionales se levantaron en calles 25 de Mayo, San Juan,  Urquiza y Avenida Barón Hirsch. Las mismas tienen financiamiento íntegramente provincial, con una inversión de más de $11,5 millones.

Pero no todo fue lo que parecía.  Iván Resnitzky dice a Entre Ríos Ahora que, a poco de ocupar las viviendas, empezaron a advertir las fallas de construcción. Pero que la situación se volvió grave con la lluvia del fin de semana. “Mira: yo estaba trabajando el sábado a la noche, y a la madrugada me llama mí mujer que se estaba inundando la casa. Trabajo a 20 kilómetros de mi casa, en Villaguay. Cuando llegué, ya había entrado mucha agua. Se mojaron todo los muebles. Desde esa hora anduve por todo el barrio ayudando, ya quea  todas las casas le pasó lo mismo. Algunas no están habitadas”, recordó.

La construcción de las viviendas estuvo a cargo de la empresa Verco SA , de Villaguay. “Las chapas están mal colocadas. Lo sé porque entiendo de construcción. Antes de entregarlas, la empresa sabía de este problema, ya que las emparcharon con membrana en pasta”, reseñó Resnitzky. “Desde el jueves estoy reclamando por otros problemas en las viviendas a la empresa que las hizo y no hay respuestas. Mañana (por este lunes), llamaré al IAPV. Sumado a la entrada de agua de los techos, los desagües pluviales también fallaron ya que no hay cunetas y el agua de la calle entraba por debajo de las puertas también. Ahora les pusimos bolsas a los techos para poder zafar, pero esperamos una respuesta inmediata”, apunta.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.