La ministra de Salud, Sonia Velázquez, amplió nuevamente este martes su declaración ante el fiscal Leandro Dato, de la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Abuso del Poder Judicial, tras la tensa situación que se vivió durante la mañana en el Centro Provincial de Convenciones, sobre las barrancas del Parque Urquiza. Así lo revelaron fuentes de la Justicia.

Allí el gobernador Gustavo Bordet tenía pensado anunciar el pase a planta de 10 mil trabajadores de la Administración Pública y dar a conocer la fecha de convocatoria a la paritaria salarial para los estatales, pero el encuentro, previsto para las 11, se suspendió casi sobre la hora. Bordet había convocado a las cúpulas de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN). Ese trámite, al final, se concretó para la tarde, con una mesa reducida, sin la presencia de la ministra.

A la mañana, el diputado José Ángel Allende, líder de UPCN, llegó para sentarse a la mesa junto a la comisión directiva de su gremio. Pero allí se encontró con la ministra Velázquez, por cuanto el gabinete en pleno había sido convocado. Enterada de la presencia de Allende, la titular de Salud pidió que el dirigente fuera sacado.  El legislador se retiró y con él toda la dirigencia de UPCN por lo cual el acto no pudo ser.

Velázquez había pedido que Allende no fuera de la partida atendiendo a lo que dispuso el juez de Garantías Mauricio Mayer, que ordenó que Allende no puede acercarse a menos de 200 metros durante un plazo de 90 días mientras avanza la investigación por coacciones que Velázquez interpuso contra Allende.

El viernes 26 de octubre, la ministra de Salud se presentó ante la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Abuso Sexual del Poder Judicial , y relató los “aprietes” de los que fue objeto de parte de Allende.

El hecho principal que motivó la denuncia fue reflejado por Entre Ríos Ahora, y de acuerdo a los testimonios recogidos habrían sido testigos las ministras de Desarrollo Social, Laura Stratta, y de Gobierno, Rosario Romero.

-¿Cuándo nos vamos a sentar a arreglar vos y yo? -preguntó Allende a la ministra Velázquez.

-No tengo nada que arreglar con vos, José -respondió la titular de Salud.

-Pero por qué no te vas a la mierda -contestó el diputado.

Allende había comenzado octubre con un fuerte entredicho con la ministra, que se materializó con la carpa que instaló la UPCN y  una manifestación que hizo frente a Casa de Gobierno, durante la primera semana de octubre, en la que pidió la cabeza de la ministra de Salud.

Pero a aquella primera denuncia, la ministra de Salud continuó agregando otras situaciones violentas que habría que enfrentar con Allende. Todo eso fue contándole al fiscal Leandro Dato. Ahora, agregó el incidente de este martes en el Centro Provincial de Convenciones.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.