El Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper) respondió satisfactoriamente un pedido de derivación a la Fundación Favaloro para una interconsulta que había pedido hace dos meses una mujer para su hijo afectado por epilepsia.

La buena nueva la recibió hoy, cuando había iniciado una protesta en las puertas de la obra social, encadenada, urgiendo una solución. “Se autoriza a una interconsulta en dicho centro”, dice el texto de la resolución que hoy recibió Margarita Beatriz Rodríguez, que se había encadenado reclamando una solución para su hijo Martín, de 29 años.

“Cabe aclarar que desde esta División Derivaciones se solicitará un turno en la Fundación Favaloro lo antes posible para su atención”, dice el texto de la resolución que hoy le entregaron a la mujer.

En su explicación para dar cuenta de por qué se había encadenado, la mujer contó: “Mi hijo tiene que ir a la Favaloro para una interconsulta en epilepsia, para saber qué opinan otros médicos y no quedarnos con una sola consulta que nos brindó el equipo de Neurología del Hospital Kirchner. Pero en Iosper piden que el Hospital Kirchner nos entregue un informe que diga que mi hijo puede ir a la Fundación Favaloro. Esto me provoca impotencia y bronca. Mi hijo hizo el 8 de abril 60 convulsiones, estuvo en Terapia Intensiva en la Clínica Modelo. Ya los medicamentos no le hacen efecto. Está con las dosis más altas. Toma 9 remedios. Mi hijo tiene un quiste aranoideo en parietal izquierdo. Sus convulsiones son frontales”.

En la espera por ese trámite que nunca se termina, dice, “mi hijo ha ido decayendo. Pido que lo deriven a la Favaloro, que lo vea el equipo médico de allá que es muy profesional y especializado. Ellos tienen un equipo de epilepsia. “Lamentablemente, la obra social funciona en base a amparos. Yo ya presenté 16 amparos y no puede ser así. Hace dos meses que estoy esperando una respuesta para poder ir a la Favaloro por una interconsulta”, señaló.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.