El subdirector de Operaciones y Seguridad de la Policía de Entre Ríos, Marcos Nicolás Antoniow, cuestionó el bloque de los ingresos a ciudades que tomaron algunos municipios entrerrianos. Advirtió que constituye un delito cortar el tránsito “arbitrariamente y sin fundamento” y que esas medidas entran en contradicción con la Constitución provincial y el decreto presidencial de aislamiento social 297.

Antoniow tomó distancia de los bloqueos a los ingresos a ciudades que realizaron algunos municipios, como Gualeguaychú, Pueblo Belgrano, Concordia, Federal, Chajarí, Santa Elena y Piedras Blancas, entre otros.

“Hay cuestiones que desde el Gobierno provincial y desde la Policía no se ha estado acompañando, como algunas medidas particulares de algunos municipios que han hecho cortes parciales del ingreso a las ciudades”, dijo el funcionario ante una pregunta sobre la legalidad de la medida.

En ese sentido, explicó que “constitucionalmente sabemos que es un delito cortar el tránsito arbitrariamente y sin un fundamento” y agregó que el personal policial acompaña “todos los controles que sean necesario que se establecen desde el gobierno nacional y viene adhiriendo el gobierno provincial”.

“Esas cuestiones que por ahí toman algunos municipios de forma particular están en contradicción con nuestra propia Constitución y con el decreto de asilamiento 297”, puntualizó.

Al finalizar, indicó que son los propios damnificados quienes deben hacer notar a las autoridades municipales sobre la irregularidad de cortar parcialmente los ingresos y egresos a las localidades. “Son cuestiones que deben ser planteadas por los damnificados a los municipios que en muchos casos han tomado esta medida de forma autónoma y asilada del contexto general de política que se viene realizando en el ámbito provincial”, cerró Antoniow.

Algunos bloqueos a ciudades

La ciudad de Chajarí, gobernada por el radical Pedro Galimberti, fue una de las primeras en volcar tierra en los accesos para impedir el paso. La medida se tomó el jueves pasado sobre las calles Pedro Garay, Colonia Belgrano y Siguru.

Luego siguió el ejemplo la ciudad de Federal, que gobierna el peronista Gerardo Chapino. El intendente ordenó bloquear el acceso con vallas para reducir el flujo proveniente de Brasil.

En Concordia, que administra el justicialista Alfredo Francolini, en tanto, se cerraron tres accesos y sólo se dejó habilitado el de la Ruta 015.

En Colón, la restricción del acceso a la localidad generó un roce con la Policía días atrás. El viernes 19, la fuerza de Seguridad se retiró de los controles en desacuerdo con la medida adoptada por el intendente vecinalista José Luis Walser. Horas después, volvieron a la ruta.

Esta semana también se sumaron al bloqueo de ingresos las ciudades de Santa Elena y Piedras Blancas, en el departamento La Paz.  La decisión la tomaron el intendente vecinalista Domingo Daniel Rossi; y el peronista Fabricio Mesquida.