Mariana Rodríguez Varela, la militante antiabortista que alcanzó efímera fama en las redes cuando lanzó la campaña “El Bebito”, estará este viernes en Paraná para hablar del tema que más la entusiasma: en contra del aborto. “La vida es el primer derecho” se titula la disertación que dará este viernes, a las 19,30, en Urquiza 1.119, donde se mudó la librería católica San Pablo, invitada por la Red de Familias Entrerrianas.

La creadora de la campaña “El Bebito” es hija de Alberto Rodríguez Varela, quien cumplió el rol de ministro de Justicia durante la dictadura militar y fue fiscal de Estado en la provincia de Buenos Aires cuando Ramón Camps estuvo a cargo de la policía Bonaerense. En su prontuario también está la defensa que realizó como abogado del genocida Jorge Videla en la causa por el robo de bebés.

En declaraciones que formuló a la radio del Arzobispado de Paraná, FM Corazón, Rodríguez Varela, cuya misión parece ser repartir a todo mundo que lo pida réplicas en formato de juguete de bebitos de 8 semanas de gestación, dice que esa acción es para concientizar.  “Buscamos llevar la imagen del niño por nacer a todos nuestros ámbitos. Comprobamos que la imagen del niño puede salvar vidas”, explica

La campaña nació de una iniciativa personal, pero es abierta a todos aquellos que quieran trabajar en este servicio. Empecé con la idea de mostrarlo, para que sepan que no es ‘manojo de células’ como dicen. Cuando empecé, descubrí una red que funciona en todo el país que promueve el aborto clandestino y aconseja a las madres que quieran a practicárselo. Como es una droga química, las chicas solas en sus casas pueden abortar. Nuestro afán es llegar antes y mostrarles que hay un bebé, que es un niño”, dice, didáctica.

Después, arenga desde un supuesto difícil de comprobar: que el protocolo de actuación en casos de aborto no punible se tergiversa, y “se usa de modo cotidiano. Se está haciendo un daño tan grande a toda la familia y a la madre. Por eso, nuestra misión fue mutando. Pero siempre con la intención de enseñar que la vida es el primer derecho y el aborto daña a la mamá y termina con la vida del bebé”.

En su proselitisimo antiabortista, Rodríguez Varela encuentra que “la gente es tan provida. Es una minoría la que de verdad cree que no hay un derecho a vivir. Por ese lado, me encuentro con muchos ataques e insultos. Yo creo que como el fin es tan grande, nadie nos puede detener. Es un antes y un después ese pequeño acto que una persona puede hacer a favor de la vida. Hay que animarse a defender la vida”.

Y aseguró que

Finalmente aseguró que “hablar distinto hoy en el mundo es lo que hace diferencia. Valorar al niño por nacer es valorar a todos. Si vos lo entendes como un ser único, precioso, y valioso, terminas valorando a todos. Cuando le hablo a los chicos les digo que son únicos, que sos un tesoro. Así todos somos tesoros. El bebito intenta llevar la imagen del niño por nacer a la calle. En cualquier canal de cable no te van a mostrar ese pequeño bebito de ocho semanas. Por ese creemos que la imagen puede ser la salvación. Creemos firmemente en que esta imagen mostrada”.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.