Enrique Ángel Angelelli Carletti será beatificado el próximo 27 de abril en La Rioja, junto a los sacerdotes Carlos de Dios Murías y Gabriel Longeville, y el laico Wenceslao Pedernera, todos asesinados durante la última dictadura militar.

El año pasado el papa Francisco reconoció oficialmente que la muerte de Angelelli tuvo el carácter de “martirio en odio de la fe”, lo que conlleva su beatificación.

Angelelli, que nació en Córdoba el 18 de julio de 1923, fue ordenado presbítero en el Pontificio Colegio Pío Latino Americano de Roma, el 9 de octubre de 1949, a los 26 años.

De regreso en su provincia natal, fue nombrado vicario cooperador de la parroquia San José de barrio Alto Alberdi y capellán del Hospital Clínicas. Visitó las villas miseria de Córdoba y asumió como asesor de la Juventud Obrera Católica, con sede en la capilla Cristo Obrero. Además, fue profesor de Derecho Canónico y Doctrina Social de la Iglesia en el Seminario Mayor y profesor de Teología en el Instituto Lumen Christi.
El papa Juan XXIII lo nombró obispo titular de Listra y obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Córdoba el 12 de diciembre de 1960. En 1963 convocó a campañas de solidaridad para mitigar el hambre y el abandono de los desposeídos.

En 1968 fue designado obispo de la diócesis de La Rioja por el Papa Pablo VI. Allí, Angelelli colaboró en crear sindicatos de mineros, trabajadores rurales y de domésticas, así como cooperativas de trabajo, de telares, fábricas de ladrillos, panaderos y para trabajar la tierra.

En una homilía en La Rioja en 2006, Francisco -en ese entonces el cardenal Jorge Bergoglio- dijo que Angelelli “estaba enamorado de su pueblo, porque lo acompañaba hasta las periferias geográficas y existenciales clamando por la justicia”.

Angelelli fue un obispo católico argentino recordado por su fuerte compromiso social, ya que formó parte del grupo de obispos que se enfrentó a la dictadura militar en 1976.

Ese mismo año fue asesinado y, 38 años después Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella fueron condenados a cadena perpetua acusados de haber provocado la muerte de Angelelli.

El papa Francisco reconoció oficialmente que su muerte tuvo el carácter de “martirio en odio de la fe”, lo que conlleva su beatificación.

En coincidencia con la beatificación de Angelelli, el mismo 27 de abril la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos estrena en Paraná la obra ¨Canto a La Luz¨ , de Eduardo Andrés Malachevsky, sobre textos del propio Angelelli.

También, será el  estreno argentino de la Sinfonietta para Flauta y Cuerdas, de Krzysztof Penderecki, junto al sensacional flautista Massimo Mercelli.

Será el primer concierto del Festival de Música Contemporánea que organizan el Instituto Autárquico Provincial del Seguro y Cultura Entre Ríos.

La presentación será en el Centro Provincial de Convenciones, de Paraná, a las 20,30, con entrada libre y gratuita.