La presidenta del Consejo General de Educación (CGE), Marta Irarzábal de Landó, dijo que en la provincia hay docentes “que no se animan” a dictar la educación sexual en las escuelas y por eso el déficit que presentan muchos establecimientos en este tema.

Si bien señaló que se viene capacitando a maestros y profesores desde 2006, aceptó que la educación sexual todavía no logra llegar a toda la matrícula escolar en Entre Ríos. Y por eso ahora designaron coordinadores en las Departamentales de Escuelas para que trabajen más de cerca con las comunidades educativas. A eso, se suma el plan de capacitación permanente.

“La capacitación en la Provincia arrancó en el año 2006. Hemos capacitado, se viene capacitando a los docentes. Pero no alcanza. Lo que pasa es que no todos los docentes están preparando o se animan dar estas charlas de manera transversal. Tenemos que tener a todos los docentes preparados para orientar a los alumnos y dar clase como corresponde”, dijo Landó.

En declaraciones que formuló al programa Cinco Esquinas que se emite por Radio Costa Paraná 88.1, la funcionaria sostuvo: “No todos (los docentes) se sienten capacitados (para dar educación sexual) por eso tenemos que darle continuidad a este programa”. Y dijo que los colegios públicos de gestión privada deben adherirse a los contenidos que fije el Consejo de Educación.

“Los colegios privados no pueden dar contenidos diferentes a los establecidos en la Provincia. Se tienen que adherir a lo que establece la Educación de esta provincia. No pueden tomar caminos diferentes. Tienen las mismas obligaciones”, afirmó.

Al respecto, Landó resaltó la decisión de la Provincia, que en noviembre pasado dispuso adherirse a una resolución del Consejo Federal de Cultura y Educación sobre la implementación de la educación sexual en las escuelas.

Aún cuando la educación sexual rige en el sistema educativo entrerriano desde 2003, cuando se dictó la Ley N° 9.501, la educación sexual en la provincia no ha logrado avanzar, ni aún después de que la Nación dictara la resolución 26.150, en 2006. Ahora, según la resolución 5.063, firmada este viernes 30 de noviembre de 2018 por todos los vocales del Consejo General de Educación (CGE), se planteó el  objetivo de la “implementación gradual, progresiva y sistemática de la Educación Sexual Integral en el sistema educativo entrerriano, dando cumplimiento a las normativas provinciales y nacionales”.La resolución dice que “con el objetivo de dar efectivo cumplimiento a la Ley N° 26.150 de Educación Sexual Integral y garantizar el desarrollo de los lineamientos curriculares, las jurisdicciones se comprometen a implementar la obligatoriedad de la educación integral en todos los niveles y modalidades educativas”.

El abordaje se hará sobre cinco ejes: cuidar el cuerpo y la salud; valorar la afectividad; garantizar la equidad de género; respetar la diversidad; ejercer nuestros los derechos. “Con la necesidad de garantizar la integralidad del enfoque” se establecieron “núcleos de aprendizajes prioritarios para cada nivel educativo.

En nivel inicial, por ejemplo, la utilización del “vocabulario correcto para nombrar los órganos genitales”, la “igualdad de oportunidades para niñas y niños en juegos y trabajos, evitando estereotipos de género”, la “diversidad de familias”, saber decir no “frente a interacciones inadecuadas con otras personas”.

En la escuela primaria, se hablará de los cambios que vienen con la pubertad, de la “igualdad de varones y mujeres en juegos y en actividades motrices e intelectuales”, de la “diversidad de personas: apariencia física, orientación sexual e identidad de género”. También de la “superación de los prejuicios y las actitudes discriminatorias”, el embarazo, los métodos anticonceptivos, el derecho a la intimidad, el abuso sexual, la violencia de género, y las “nuevas formas de masculinidad y femineidad en el marco de la equidad de género”.

Y para el nivel secundario, esos núcleos prioritarios que se deben dar en la escuela se hablará sobre los patrones hegemónicos de belleza y su relación con el  consumo; embarazo, parto, métodos anticonceptivos, el “embarazo no intencional”, el “reconocimiento y respeto a las distintas maneras de ser mujer y de ser varón”, el “derecho de las personas a vivir su sexualidad de acuerdo a sus convicciones y preferencias en el marco del respeto”.

Claro que para llevar adelante ese plan de formación integral en las escuelas, el Consejo de Educación propuso la conformación de una estructura burocrática a nivel central y de las departamentales, que ya viene trabajando desde hace años, aunque sin los resultados necesarios. Y por eso en el Senado avanza un proyecto de ley para convertir en “obligatoria” la educación sexual integral en las escuelas.

 

 

Paros y ausentismo


Un punto central que destacó Landó es la necesidad de “recuperar” los días que se pierden por paros docentes o por otros motivos, como climáticos. “Los que somos docentes sabemos de la responsabilidad que tenemos y el compromiso que debemos tener para poder recuperar los días de clase no dictados, para que no se resientan, justamente, los conocimientos que tienen que adquirir nuestros alumnos”, sostuvo.

La titular del CGE aceptó que Matemáticas es una asignatura difícil, que provoca fracaso en la escuela, y por eso están trabajando en un plan piloto con 41 establecimientos educativos de nivel secundario para aplicar algunos cambios. Pero reclamó que los docentes modifiquen la forma de enseñar. “Necesitamos que los docentes den clase de otra manera, escuchen más a los alumnos, y tratar de responder a sus demandas, y sus expectativas”, señaló.

Respecto de los docentes, señaló que el índice de ausentismo se mantiene alto en la provincia, más allá del 8% de tope que fija la Ley de Presupuesto. En ocasiones, se supera el 12%, y por eso están procurando implementar un sistema de controles médicos en toda la provincia. Para eso, dijo Landó, contratarán 30 profesionales médicos que se distribuirán en los 17 departamentos de modo que el alta de cada docente no dependa sólo de la Comisión Médica Única que funciona en Paraná.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.