“No le puedo creer más al Ministerio Público Fiscal, porque usan pruebas falsas”.

Enfático, el abogado Sebastián Erro apuntó sus dardos contra el Procurador General de la Provincia, Jorge Amílcar García, a quien acusó de haber digitado la designación de fiscales en Gualeguay con el único propósito de perjudicar a su hermano, Luis Erro, exintendente de la ciudad, y de no ordenar una investigación sobre sus subordinados cuando se constataron irregularides en los allanamientos de los que fueron objeto durante la investigación de la causa Benvenuto.

Los Erro, junto al exsenador provincial radical Hugo Lesca, brindaron esta mañana una conferencia de prensa para dar su versión respecto de la implicación que tuvieron en la investigación judicial que llevó adelante la Unidad Fiscal de Gualeguay tras la desaparición, el 27 de octubre último, del empresario Omar Benvenuto, de cuyo paradero nada se sabe desde entonces.

En particular, cuestionaron los allanamientos que ordenaron los fiscales Ignacio Telenta y Agustín Gianini –que luego renunció a su cargo ante las críticas que recibió- sobre propiedades de los tres en el marco de la investigación de la desaparición de Benvenuto. En ese punto, reprocharon que ese procedimiento se haya llevado adelante tomando como base un cruce de llamadas entre Luis Erro y Hugo Lesca, que después la Policía reconoció como falsas y basadas en un error.

Erro y Lesca denunciaron entonces ese error ante el fiscal Eduardo Santo, que esta semana cerró la investigación por cuanto entendió que no hubo delito. Ante esa resolución, Lesca y los hermanos Erro decidieron dar intervención al fiscal coordinador de Gualeguay, Dardo Tórtul, para que revise esa resolución de Santo. Aunque no creen que esa averiguación avance demasiado por cuanto, juzgaron, el Ministerio Público Fiscal es un “ente monolítico”.

“¿Cuál fue la actuación que han tenido los fiscales? Ha sido el desvío de la investigación. Si nosotros hemos sido la hipótesis sobre la cual trabajaron, nos da una enorme pena, sobre todo por Omar (Benvenuto), el tiempo perdido, y lo que ha pasado. Y me queda un dolor en el alma al ver actuar como se actuó desde el Ministerio Público Fiscal”, cuestionó Sebastián Erro, que fue abogado de Inprocil, la empresa de Omar Benvenuto.
Lesca apuntó los cañones hacia el fiscal. “Dijeron que hubo 4 llamadas entre Sebastián (Erro) y yo, y 6 entre Luis (Erro) y yo. Y nunca hablamos. En eso se basó el pedido de allanamiento. Eso cierra el plan que tuvimos nosotros para hacer desaparecer a Omar”, planteó.

Hugo Lesca, exsenador radical; Sebastián Erro, abogado: y Luis Erro, exintendente PJ.

 

Luis Erro dijo que siendo intendente de Gualeguay “padecí en carne propio” al Ministerio Público Fiscal, aunque también apuntó contra la jueza de Garantías Alejandra María Cristina Gómez, que validó los allanamientos. “La jueza debió revisar lo que dice el fiscal. No me extraña que en este caso la doctora Gómez no haya revisado nada. Es una canallada la orden de allanamiento. Ni siquiera pidieron disculpas después que reconocieron que había sido por un error”, fustigó el exintendente.

Y cargaron contra los fiscales Gianini y Telenta porque, aseguran, con la hipótesis que manejaron de investigar a los Erro y a Lesca en realidad estarían “desviando” la investigación, con pruebas “plantadas”, aunque no supieron decir con qué propósito fue ese desvío.

“Si descubrimos quién puso esas piedras para desviar la investigación, sin dudas vamos a estar más cerca de saber quiénes son los responsables de este hecho”, aseguró Luis Erro.

Sebastián Erro, a su vez, demostró que las relaciones no son las mejores con los hijos de Benvenuto: el abogado fue representante legal de la empresa familiar, Inprocil, pero admitió que la relación ahora no es buena. Y agregó otro dato: “No entiendo cómo el abogado de la querella (Esteban Español) dice que los fiscales actuaron correctamente cuando sabemos que han desviado la investigación por casi 30 días”.

“Con una liviandad y torpeza absoluta nos armaron una causa”, reprochó Sebastián Erro. Y criticaron la actitud del Ministerio Público Fiscal que, al tomar conocimiento de una “irregularidad” en la investigación de los fiscales de Gualeguay, no adoptó medidas. “Si se entera de una irregularidad, debería haber abierto una investigación. En estas condiciones, no le puedo creer más al Ministerio Público Fiscal porque usan pruebas falsas”, apuntó.
Y frente al “encubrimiento” que dicen que hubo de parte de los fiscales Gianini y Telenta, “el que tendría que haber hecho el primero paso, es el procurador (Jorge García). Tendría que haber dispuesto la investigación correspondiente sobre la actuación de sus subordinados. Esto es una cadena de encubrimiento continua”

Sebastián Erro fue más allá todavía y puso en discusión el “poder” que ha venido acumulando la Procuración. “El Ministerio Público Fiscal ha acumulado un poder omnímodo. El Ministerio Público Fiscal es el que hace y deshace en el Poder Judicial. Acá ha habido designaciones a dedos de fiscales, con el único requisito de actuar contra la familia Erro, sobre todo contra Luis Erro”, dijo el abogado.

La causa Benvenuto ahora ya no está más en la órbita de la Justicia provincial, sino que pasó al fuero federal. Aunque Lesca y los Erro pretenden seguir pleitando por lo que ocurrió mientras la instrucción estuvo a cargo de los fiscales Gianini y Telenta por lo que consideran “irregularidades” y “encubrimiento” que hubo.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.