La Justicia dispuso hacer lugar al pedido de levantamiento de los embargos que pesaban sobre las cuentas de la empresa editora de El Diario, Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER), hoy en proceso de concurso preventivo.

La medida fue adoptada por el titular del Juzgado Civil y Comercila N° 9, Ángel Luis Moia, que tramita la causa “Sociedad Anónima Entre Ríos s/Pedido de Concurso Preventivo”.

El pedido de apertura de concurso fue presentado en la Justicia por el abogado santafesino Mariano Ricardo Prono a mediados de 2018.

El letrado que representa a los intereses de los dueños del matutino paranaense, la familia del exministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere y el empresario rosarino Ramiro Nieto, relató en la Justicia que 2010 la empresa “decide vender todos los inmuebles que no estuvieren afectados a la explotación del diario, para obtener financiamiento propio y pagar deudas fiscales pendientes. En la misma línea  se decidió tomar un crédito hipotecario para pagar un viejo juicio, y se dispuso la venta de diez inmuebles con el fin de achicar el pasivo”.

Sostuvo que si bien el fenómeno de reducción en la venta del diario papel se da a nivel nacional y mundial, en el caso de El Diario se acentuó aún mas debido a una multiplicidad de factores, como el incremento de las tarifas, la reducción de la impresión de ejemplares, la caída en la toma de publicidad, la acentuación de la morosidad de los deudores, e incrementos sustanciales en los costos de impresión, obligando a ahondar en el endeudamiento. Y recordó que a principios de 2015, los pasivos generados -tanto con proveedores como organismos públicos como ATER y AFIP- ya no se podían afrontar con regularidad debiendo recurrirse a refinanciaciones y planes de facilidades de pagos que se tomaban pero que al tiempo, se dejaban de cumplir.

Relató que en 2017 y para paliar la crisis, se instrumentaron cambios en la política comercial. Estos tuvieron inicialmente resultados positivos pero  no fueron suficientes para revertir la situación de la empresa. A ese momento con patrimonio neto negativo, los costos de financiamiento resultaron cada vez mayores, lo que desencadenó una serie de juicios y la imprescindible decisión de achicar el plantel de personal a fin de lograr una estructura eficiente y sostenible. Dentro de ese contexto, destacó que El Diario no podía publicarse por falta de papel y de otros insumos, por lo que  se debió recurrir a la drástica decisión de reducir la planta de personal, despidiendo 55 empleados en un primer momento -mayo de 2018- y luego se tuvo que sumar el despido de 15 empleados más.

Embargo El Diario by on Scribd

Ahora, el abogado de la empresa editora de El Diario volvió a presentarse ante el juez Moia y denunció “la existencia de embargos trabados por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en cuentas bancarias de la concursada por créditos de causa o título previos a la presentación del pedido de formacion del presente”.

En su presentación, detalló que  los fondos embargados resultan imprescindibles para la atención del giro normal de la concursada, especificando que su destino es el pago de los salarios. Pero también argumenta la necesidad de mantener el contrato de impresión con Artes Gráficas del Litoral SA, que hoy permite la impresión de El Diario en los talleres gráficos de El Litoral, de Santa Fe.

De ese modo, la medida judicial podría significar un alivio para los casi 80 trabajadores despedidos en la primera mitad de 2018 por El Diario, y que todavía no han podido cobrar sus indemnizaciones.

En base a antecedentes judiciales, el juez Moia dispuso hacer lugar a la petición.

“En consecuencia -dice la resolución del magistrado-, corresponde hacer lugar al pedido de levantamiento de los embargos individualizados por la concursada en su presentación de fs. 392/393. A tal fin, se librará oficio al Banco Central de la República Argentina a fin de que proceda al levantamiento de las medidas decretadas sobre las cuentas -y/o fondos y/o valores de cualquier naturaleza- de titularidad de la concursada”.

El juez Moia no sólo hizo lugar al pedido de levantamiento de embargos sino que permitió la continuidad del contrato de impresión de El Diario en El Litoral de Santa Fe.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos.