La Municipalidad de Paraná anunció la compra, este año, de unas 50 nuevas garitas a ser distribuidas en distintos puntos de la ciudad.

Los refugios para los ususarios del servicio de colectivos serán instalados, según anunció el gobierno de la ciudad, en aquellos nuevos sectores urbanos donde se ampliaron los recorridos, o eventualmente atender los futuros nuevos sectores que serán atravesados por las líneas urbanas, a partir de los cambios previstos en la reciente adjudicación de la concesión.

Por lo pronto, la tarea que lleva adelante la Municipalidad de Paraná consiste en la reparación y recuperación de garitas.

En lo que va de la gestión del intendente Sergio Varisco, según se anunció, se restauraron cerca de 80 y se amplió su cantidad en todo el ejido urbano. “Luego de muchos años de abandono y falta de respuestas, el gobierno municipal está dando respuestas a una demanda histórica de los usuarios de ese servicio público”, indicaron desde el Municipio.