Diciembre es un mes de mucho movimiento en el comercio. Las ventas registran un repunte de cara a las fiesta de fin de año. Pero la crisis económica que cruzó todo el año deja sus secuelas. Hay locales vacíos, en alquiler permanente, cerrados, o con los carteles de “liquidación”. Un síntoma de que el comercio no pasa por su mejor hora.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.