El aspecto exterior del Hospital San Martín sobre calle Gualeguaychú ha cambiado notablemente.

Hay un obrador, hay andamios, hay una gran tela negra que recubre el edificio, y hay un sector ya concluido, donde los arreglos han terminado: el sector de los baños aéreos.

Desde hace seis años que la provincia viene anunciando una solución de fondo a la continua pérdida de líquidos que caen sobre las cabezas de los transeúntes que pasa por la vereda de calle Gualeguaychú. Pero recién este año los trabajos empezaron a concretarse.

En septiembre de 2011, el Gobierno anunció que solucionaría el problema.

“La inversión proyectada es parte de un paquete que, entre reformas y equipamiento, alcanza los $15 millones volcados desde el inicio de la actual gestión. Mientras, se prepara la versión definitiva de un proyecto para ampliar el sector internación, que la Nación estaría dispuesta a financiar desde los cimientos, por otros 30 millones de pesos”, se indicó entonces.

Ese mismo año se hizo un llamado a licitación pública para la provisión de materiales y mano de obra para la reparación de baños de internación del Hospital San Martín.

El presupuesto se fijó en $1,8 millones. Y el plazo de ejecución, de 180 días corridos.

Debieron pasar cuatro ministros de Salud –Ángel Giano, Hugo Cettour, Carlos Ramos y Ariel de la Rosa– para que finalmente el cuarto vea concretar la obra de reparación de los baños aéreos del Hospital San Martín.

El ministro de Salud, Ariel de la Rosa, ha dicho que las obras que ejecuta la provincia insume una inversión de 6.098.368. “Se trata de una decisión política, asumida en diciembre de 2015, que consiste en una reparación histórica y que marcarán un verdadero hito en la historia del hospital”, resaltó.

De la  Rosa ya fue secretario de Salud, pero en esa gestión recién se concreta lo que tantas veces se anunció: que los baños aéreos del Hospital San Martín dejen de despedir líquidos hacia el exterior, hacia las cabezas de la gente que pasa por abajo.

“Las obras que se están ejecutando fueron esperadas por más de 30 años. Los baños, largamente reclamados y nunca concretados, son una realidad que transita la mitad de su ejecución”, agregó.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.