“Donde habitan los olvidados”, se llama la fotografía ganadora del concurso organizado por la Defensoría del Pueblo de Paraná para conmenorar los 15 años de existencia de la institución. Fue tomada por Jessica Jubilla Nespoli, yes una imagen del Volcadero municipal de basura y fue tomada en septiembre de 2018.

El segundo lugar fue para “Ribera liberada”, de Raúl Perriere,  y es una toma del balneario Thompson de junio de 2016.

El tercer puesto para “De memorias y de olvidos”, de Romina Mastracho,  una imagen del Ferrocarril General Urquiza de abril de 2017.

Veinte fotografías, de un total de 109, son las que componen la muestra que se abrió al público anoche en la Casa de la Cultura, como resultado del concurso fotográfico El derecho a vivir en una ciudad habitable, organizado por la Defensoría del Pueblo de Paraná en el marco de la celebración de los 15 años de la institución.

Hubo menciones especiales para participantes y la premiación de tres fotografías. La imagen titulada Donde habitan los olvidados, de Jessica Jubilla Nespoli, obtuvo el primer premio; el segundo, Ribera liberada, de Raúl Perriere, y el tercero, De memorias y de olvidos, de Romina Mastracho. El lugar y fecha de la primera toma fue el Volcadero de basura municipal, en septiembre de 2018; de la segunda fue el balneario Thompson, en junio de 2016, y la tercera refleja una imagen del Ferrocarril General Urquiza de abril de 2017.

Las distintas imágenes de la ciudad expuestas muestran fielmente las diferentes miradas de los autores que participaron del concurso cuyo objetivo fue invitar a la reflexión sobre la manera en que se habita y se ve la ciudad. La diversidad de los temas abordados desde las fotografías recibidas -casi 109- demostró que la consigna fue aplicada por los participantes. La exposición que se inauguró este jueves y que próximamente se trasladará a un espacio del Concejo Deliberante, convocó a un nutrido público.

La evaluación y elección estuvo a cargo de un jurado integrado por los fotógrafos y reporteros gráficos Mauricio Garín y Gustavo Cabral, la Arq. Mariana Melhem, y la Lic. Patricia Brumatti, en representación de la Defensoría del Pueblo.

“La idea fue que los ciudadanos se expresen, a través de la fotografía, cómo ven la ciudad. Cada uno la podía ver de diferentes maneras”, dijo el Defensor del Pueblo, Luis Garay, quien explicó que el concurso fue parte de una serie de actividades, que comenzaron en mayo y finalizarán este mes, previstas para celebrar el aniversario de la institución. Añadió que fue arduo el trabajo del jurado en vista de la cantidad de fotografías y de su calidad, y que después del excelente resultado de esta primera convocatoria ya se piensa en una segunda edición para el año próximo.

A continuación, hizo uso de la palabra el secretario del Concejo Deliberante, Rodrigo Devinar, en representación de la presidente del Cuerpo, Josefina Etienot, y destacó la idea de reflejar la ciudad en una foto y consideró que cada una de las imágenes expuestas transmite una historia. Por último, agradeció la invitación al Concejo Deliberante a colaborar en la organización e incentivó a continuar con propuestas del tipo.

Pablo Donadío, Defensor del Pueblo Adjunto, expresó que se trató de una experiencia nueva en los nueve años de gestión al frente de la institución. Recordó que el objetivo primordial de la Defensoría es la promoción de derechos y el empoderamiento por parte de la ciudadanía. Y en el marco de este aniversario, se pensó cómo vincular la promoción de derechos ciudadanos con el arte y así surgió la idea de organizar el concurso.

Por su parte, Patricia Brumatti explicó que la Defensoría trabaja “con derechos vulnerados, negados, y la idea era poder en esa mirada ver qué le pasa a la ciudadanía respecto de la comunidad en la que vive. Qué cosas le gustan pero también qué cosas le gustaría que cambien, que fueran de otra manera, qué actividades cotidianas le llaman la atención, que cuestiones la interpelan, le provocan indignación. Esa era la idea y efectivamente se plasmó”.

En cuanto a los criterios de selección, Mariana Melhem y Mauricio Garín expresaron que se tuvo en cuenta una serie de cuestiones. La pertinencia fue una: es decir, si existe una relación clara y directa entre la temática del concurso y la historia que transmite la imagen. El impacto visual: se destaca a primera vista de entre un grupo de imágenes, atrae y evoca algún sentimiento inmediato, y la calidad técnica, consistente en que la foto esté en foco, que sea nítida, que esté correctamente balanceada sin dominantes de color.