Anthony tiene un rostro adolescente, anteojos redondos, una sonrisa leve, voz pausada, apenas 22 años y dice ser célibe.

Lleva zapatillas deportivas, zoquetes negros, una túnica naranja, una campera ídem con capucha, y arriba de todo, un saco marrón.

El frío húmedo de Paraná le obliga a cubrir la mitad del hábito de monje Hare Krishna, que apenas asoma. Dice que es italiano, de Milán, aunque tiene un dominio casi perfecto del castellano.

Junto a otros tres jóvenes llegó hace una semana a Paraná para divulgar una religión monoteísta que nació hace 5000 años en la India, y dice que tanto en la Peatonal, a donde se los ve a diario, como en la Costanera, por donde andan los fines de semana, han tenido buena acogida.

Esperan estar aquí una semana más, para luego seguir su recorrido de misioneros hacia otro lugar del país.

Aquí, ofrecen bibliografía de la religión, folletería para practicar una vida sana, y no cobran un precio: sólo piden una colaboración. Entre $20 y $30.

“Somos un grupo de tres monjes, y una persona que nos acompaña, una persona externa. Y estamos tratando de incentivar la cultura espiritual de India, para que la gente pueda conocer la meditación, el yoga, la alimentación”, dice Anthony.

–¿Cuánto tiempo se quedan?

–Llegamos hace una semana y creo que vamos a quedarnos una semana más. Estamos misionando y no es que tenemos planes fijos. Todo depende de cómo responde la gente en cada lugar. Acá nos han recibido bien. Paraná es muy abierta.Es buena la aceptación.

–¿En qué consiste la tarea que realizan?

–Charlamos con la gente, le explicamos qué es Hare Krishna, epartimos libros, y cuando nos da para hacerlo, hacemos música en la calle, porque nuestra cultura preferentemente se basa en meditar, hacer música con cantos mantra, y conversar.

–Vestis hábito de monje. ¿Cómo se llega a ser monje?

–Más que nada debes tener la vocación. Esa vocación para mí fue que yo me quería desarrollar espiritualmente sin tener compromiso con una pareja, ni con lo social, como el estudio, o el trabajo. Me quería dedicar 100%, y cuando uno quiere hacer eso, por un cierto periodo de tiempo debe tomar un voto, como el celibato.

Después dice que todos los conocen como los Hare Krishna pero el término correcto es vaisnavismo; esta palabra proviene del término vaisnava que significa “aquel que dedica toda su vida a Vishnu, Krishna o cualquier otra manifestación de la Suprema Personalidad de Dios”.

La religión vaisnava surgió hace aproximadamente 5000 años, fecha en la cual el Krishna apareció en un lugar del distrito de Mathura, (cerca a Nueva Delhi) conocido como Vrindavan Dham. Desde ese entonces y hasta ahora, los habitantes de este lugar han guardado culto al Señor Krishna, quien es para ellos la representación personal de Dios, según se lee en la página oficial de Internet de los Hare Krishna.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.