La ministra de Salud, Sonia Velázquez, decidió intervenir el Hospital Materno Infantil San Roque luego de recibir sendos informes de auditoría, de la Contaduría General de la Provincia y del Tribunal de Cuentas de Entre Ríos, que la pusieron en alerta respecto de manejos poco claro en la administración de los recursos.

A través de la resolución N° 2.484, firmada el 1 de agosto, Velázquez dispuso crear una comisión normalizadora que se ocupará del manejo administrativo financiero y de recursos humanos del Hospital San Roque. Al frente de esa comisión ubicó al contador Leandro Agasse..

De igual modo, el cirujano Walter Luchetti seguirá al frente del hospital, cargo al que llegó en mayo de 2016, designado por el exministro de Salud, Ariel de la Rosa. Pero la gestión Luchetti estuvo fuertemente marcada por los lineamientos que “bajó” a todos los hospitales la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), gremio que fue el sostén político gremial del exministro, ahora involucrado en una causa penal por amenazas que se tramita en los Tribunales de Diamante.

Uno de los sectores sobre los intervino también la ministra –que asumió su cargo el 12 de julio, tras la dimisión de De la Rosa, envuelto en la denominada causa UPCN– ha sido la limitación de funciones de la denominada comisión de suplentes, un órgano paralelo a la conducción de los hospitales que resuelve qué personal ingreso y cuál no al regimen de suplentes. En los últimos años, la comisión de suplentes del Hospital San Roque había sido hegemonizada por la UPCN, el gremio que dirige el diputado provincial José Ángel Allende (FPV).

Al resolver la conformación de la Comisión Normalizadora Administrativa Contable en el Hospital San Roque, el Ministerio de Salud tuvo en cuenta los “informes de la Contaduría General de la Provincia y de la Unidad de Gestión Sumar de este Ministerio, en relación al funcionamiento administrativo contable del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná y la necesidad de reestructurar la gestión administrativo contable de dicho efector”, según el texto de la resolución N° 2.484, firmada por la ministra Velázquez.

Uno de los que salió a respaldar públicamente la intervención del Hospital San Roque fue un legislador de la oposición, el senador provincial Raymundo Kisser (Cambiemos). Kisser celebró la decisión de nombrar a una comisión normalizadora. Para Kisser la intervención que dispone Velázquez sobre el hospital San Roque, como también lo hizo con el de Federación, “no hace más que ratificar lo que venimos advirtiendo y denunciando desde el inicio de esta gestión que se estaban mal administrando los recursos de salud”.

En ese sentido, el senador por el departamento Paraná reiteró, tras conocerse la disposición de la titular de la cartera sanitaria entrerriana, que “pese a que había plata para salud, se estaba gastando mal”.

“Valoro el coraje y decisión que tomó la funcionaria. Esto no hace más que confirmar lo que veníamos diciendo de que el sistema de salud en la provincia estaba en crisis. Ojalá, esta decisión también recaiga sobre el hospital San Martín y todos aquellos que lo necesiten”, opinó Kisser.

“Soy crítico y también valoro cuando las cosas se hacen bien y en este caso, apoyo la decisión de Velázquez. La salud es un derecho que tenemos los entrerrianos y no se la puede descuidar. Cualquier desprolijidad, hasta en la situación económica y administrativa, en esta área tan sensible puede costar una vida”, reflexionó Kisser.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.